domingo, 11 de octubre de 2015

FÚTBOL ESPAÑOL * PARTE 6 (LOS CLÁSICOS)

CLÁSICO ESPAÑOL
REAL MADRID X BARCELONA

El clásico español, conocido entre los medios de comunicación y los aficionados como el Clásico, es el partido de fútbol que más veces se ha repetido entre dos clubes españoles. Históricamente ese honor correspondía a los enfrentamientos entre el Athletic Club y el Real Madrid Club de Fútbol que hasta el comienzo de la temporada 2011-12 se habían enfrentado 215 veces entre Liga y Copa. A partir de entonces, fue superado por los enfrentamientos entre el Fútbol Club Barcelona y el Real Madrid Club de Fútbol, aunque bien es cierto que ya se le atribuía erróneamente el calificativo a estos enfrentamientos desde hacía tiempo atrás.1 En los últimos años del siglo XX estos encuentros fueron denominados como elpartido del siglo en un énfasis de la prensa por dar aún más relevancia al enfrentamiento.2
Hasta 1999 los encuentros eran emitidos en abierto para todo el país por televisión sin atender al carácter del evento. Desde entonces, la mayor parte de los choques perdieron tal privilegio debido a la aparición en escena del sistema de pago por visión y los nuevos derechos audiovisuales en España, por lo que pasaron a ser de emisión privada. Actualmente, solo se emiten en abierto por imperativo legal los partidos que dilucidan algún título o eliminatoria de gran consideración de interés público.n 2
Su relevancia fue creciendo hasta convertirse en la rivalidad futbolística —y/o deportiva— más importante del ámbito español, situándose también como el encuentro entre clubes más seguido mundialmente del citado deporte, con aproximadamente 500 millones de espectadores,3 logrando colocarse entre los tres acontecimientos deportivos más seguidos del mundo sólo por detrás de la final de la Copa Mundial de fútbol 2010 de Sudáfrica y de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 que llegaron a 700 y 600 millones de espectadores respectivamente.
La rivalidad entre ambos equipos comenzó a adquirir gran relevancia a mediados del siglo XX cuando el club madrileño dio un gran salto cualitativo y comenzó a dominar un deporte hasta entonces en manos de los catalanes. Desde entonces ambos clubes han dominado el palmarés de las competiciones oficiales de España, siendo los dos rivales a batir, destacando en consecuencia el enfrentamiento entre ambos. Señalados como una bandera no solo deportiva sino institucional de sus respectivas regiones, compiten por dominar un deporte en el que el paso de los años han sido pocos los equipos que han conseguido disputarles tal supremacía. Entre ellos, los vascos del Athletic Club —considerado el tercer grande del panorama nacional por historia y palmarés—4 primer gran dominador del país ha visto como la diferencia de potencial con los dos clubes ha ido acrecenténdose. Pese a ello, en alguna ocasión han conseguido triunfos destacados, uniéndose al Valencia Club de Fútbol y al Club Atlético de Madrid como los equipos a disputarles los títulos a barcelonistas y madridistas.4
En la actualidad el balance es el más equilibrado que se recuerda en los más de cien años de historia de ambos contendientes. Lás últimas décadas los catalanes consiguieron darle la vuelta a la particular comparativa de títulos, que los madrileños dominaban históricamente desde laépoca dorada del «Madrid de Di Stéfano» en los años cincuenta.

Antecedentes y origen del término

El club catalán fue el quinto club de España en ser fundado bajo el nombre de Foot-ball Club Barcelona, por detrás del Huelva Recreation Club —actual Real Club Recreativo de Huelva—, elAthletic Club —segundo club existente—, la (Sociedad) Sky Foot-ball y la Association Sportive Amicale. A ellos les siguió la Sociedad Española de Foot-ball —actual Real Club Deportivo Español— y finalmente el Real Madrid Club de Fútbol bajo el nombre de Madrid Foot-ball Club siendo el séptimo club más longevo del país.
El suizo Hans Gamper, conocido en España como Joan, fue el fundador del club catalán en 1899 mientras que el club madrileño nació en 1900 tras una escisión en la (Sociedad) Sky Foot-ball donde se encontraban Julián Palacios y los hermanos barceloneses Juan y Carlos Padrós, considerados éstos los fundadores de una sociedad que no se oficializó hasta 1902 ya que no lo creyeron necesario para practicar el nuevo deporte.n 3
Paralelamente a sus primeros enfrentamientos en la que fue la primera competición oficial a nivel nacional en España, la Copa del Rey —o Campeonato de España como era conocido en la época— mostraron una gran supremacía en sus respectivas comunidades. Regidos por la Federación Castellana y por la Federación Catalana eran los equipos más laureados de sus respectivos campeonatos regionales, el Campeonato Regional Centro y el Campeonato de Cataluña —precursor de la Copa Macaya, primera competición existente en España—. Dicha supremacía se vio reflejada en el campeonato de Copa, donde junto al Athletic Club dominaron los primeros años de la competición.
El origen del término tuvo sus primeras referencias a principios del año 2000. El incipiente crecimiento de la rivalidad entre ambos conjuntos se hacía cada vez más patente, por lo que acabó por ser el encuentro más relevante en España. Si bien es cierto que en los orígenes de ambos clubes éstos mantenían una rivalidad más fuerte con otros equipos,n 4 5 poco a poco sus disputas acabaron por resultar las más competidas del territorio. Fue entonces cuando los medios empezaron a acuñar calificativos para referirse a sus contiendas, utilizando las palabras «derbi»6 —aunque la utilización de ésta es más correcta para designar enfrentamientos entre equipos de cercana localización,7 caso del «derbi madrileño» o el «derbi barcelonés»— o «clásico».7 El uso de este último cobró una significativa relevancia en la primera década del siglo XXI siendo desde entonces el calificativo usado para referirse al enfrentamiento.7 Técnicamente su uso no era del todo correcto como así refleja la Real Academia Española (RAE) ya que no ofrece ninguna acepción para referirse a una contienda deportiva y o futbolística, sin embargo al ser uno de los enfrentamientos más repetidos en la historia del fútbol español, —tras los Real Madrid C. F. frente al Athletic Club, quedando éstos ya en la actualidad por detrás de los Real Madrid C. F. y F. C. Barcelona— y al tratarse de los dos clubes más laureados y dos de los más longevos en la historia española el término acabó por arraigar entre medios y aficionados por ser uno de los enfrentamientos más característicos y típicos del calendario, como así indica una de las definiciones del término.8
DIMENSIONES Y REPERCUSIONES
La rivalidad ha trascendido en ocasiones a lo político debido a la rivalidad de las aficiones,9 siendo una de las cuestiones que más fervor y fanatismo levanta entre las inquietudes de los aficionados. La repercusión de los dos clubes en los medios de comunicación y los aspectos culturales que rodean todo ello, se ven reflejados en el panorama político y a la inversa, siendo los clubes relacionados y utilizados como banderas de dichas cuestiones tan alejadas del ámbito deportivo.10 11
Ya en la década de 1930 el club catalán había desarrollado una reputación como un símbolo de identidad catalana, que se opuso a las tendencias centralizadoras del territorio más cercano a la capital.12 Tras el Golpe de Estado en España de julio de 1936 que condujo a la Guerra Civil Española y la caída de la Segunda República española, Francisco Franco comenzó una dictadura derechista basada en el nacionalismo denominada franquismo. Durante los sucesos el entonces presidente del equipo barcelonés ​​Josep Sunyol, miembro de la Izquierda Republicana de Cataluña y adjunto a Las Cortes Generales, fue arrestado y ejecutado sin juicio por las tropas franquistas.11
Durante el citado período algunos ciudadanos de Barcelona se declaraban opuestos al régimen fascista.13 14 Una analogía similar fue hecha por el escritor estadounidense Robert Coover, quien describió el partido de 1977 entre los grandes rivales Futbol Club Barcelona y Real Club Deportivo Españolmás como una recreación de la Guerra Civil Española que un mero evento deportivo.15
Aunque el primer partido socialista en España fue fundado en Madrid, casi todas las ideas que han dado forma a la historia moderna del país (republicanismo, federalismo, anarquismo,sindicalismo y comunismo) se han introducido a través de la región de Cataluña, de la que Barcelona es la capital.14 16 Durante las dictaduras de Miguel Primo de Rivera y de Francisco Franco, todas las lenguas y las identidades regionales fueron mal vistas y contenidas abogando por una unión del territorio español. En este período, el F. C. Barcelona estableció su lema «més que un club» (Más que un club) por su presunta conexión con el creencias progresistas y su papel representativo en Cataluña. Durante el período de Franco, sin embargo, el equipo blaugrana recibió múltiples beneficios por parte del régimen debido a su buena relación con el dictador. Tanto a nivel de gestión como a nivel deportivo los blaugranas se convirtieron durante los años de mandato en uno de los equipos más laureados del país siendo el principal dominador —junto al Athletic Club— de la competición de Copa, denominada como Copa del Generalísimo,17 llegando incluso a ser salvado de la desaparición en varias ocasiones por el caudillo.18 19 Los vínculos entre altos representantes del club madrileño y del régimen franquista eran patentes,11 motivo por el que para la mayoría de los catalanes el club madrileño fue considerado como "el club del régimen" a pesar del hecho de que los presidentes de ambos clubes Josep Sunyol y Rafael Sánchez Guerrasufrieron a manos de los partidarios de Franco en la Guerra Civil Española.12 20 21 En contraposición, el club español dominó la competición de Liga y se hizo grande en Europa.
La imagen de ambos clubes se vio afectada además por la creación de los grupo Ultras, algunos de los cuales se convirtieron en hooligans —anglicismo usado para referirse a seguidores de fútbol que en ocasiones provocan vandalismo y altercados—.

Pese a ello, la gran repercusión que arrastraban ambos clubes conllevó a un seguimiento cada vez mayor hasta extenderse fuera de las fronteras del país.18 Actualmente el encuentro es seguido por más de 500 millones de espectadores en todo el mundo, teniendo en el año 2011, gracias al gran despliegue realizado con motivo de los diversos enfrentamientos por la cadena pública Radiotelevisión Española (RTVE), acreditados a más de 140 países de todos los continentes convirtiéndose en el primer evento futbolístico entre clubes televisado a nivel mundial, alcance que hasta el momento solo estaba a la altura de los Juegos Olímpicos y la Copa Mundial de fútbol.3
Entre sus reconocimientos destacan algunos que refrendan a ambos como dos de los equipos más destacados del panorama internacional, citando ejemplos a continuación.
·         En diciembre del año 2000 el Real Madrid Club de Fútbol fue designado por la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) como el Mejor club del siglo XX a nivel mundial haciéndose público en la revista FIFA World Magazine.22 En la votación, el Fútbol Club Barcelona quedó en cuarta posición. Posteriormente, la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS) asignó al club madrileño como el Mejor club europeo del siglo XX,23 siendo los barcelonistas los terceros de la tabla.24
·         A principios de 2011, la IFFHS señaló a los barcelonistas como el Mejor club europeo y mundial de la primera década del siglo XXI, quedando los madrileños clasificados en el octavo puesto en ambos baremos debido a los logros cosechados.25 26
·         A nivel nacional el liderazgo de ambos es indiscutible pues actualmente cuentan con sesenta y dos y sesenta y un trofeos oficiales a favor de los catalanes, mientras que el tercer puesto lo ocupa con treinta y tres trofeos el Athletic Club.n 5
·         En cuanto al nivel de participación en competiciones europeas ambos clubes ocupan puestos privilegiados. En el actual número de títulos europeos conseguidos, el F. C. Barcelona ostenta diecisiete títulos,27 —incluyendo los controvertidos tres títulos de la competición de la Copa de Feriasn 6 quince del Real Madrid C. F.,28 siendo superados ambos por la Associazione Calcio Milan.29
·         En cuestión de distinciones individuales de los jugadores, entre algunos de los considerados por la FIFA y el ámbito futbolístico como los mejores jugadores del siglo XX —como el hispano-argentino Alfredo Di Stéfano, el húngaro Ferenc Puskás, el portugués Eusébio, el brasileño Edson Arantes do Nascimento Pelé, el alemán Franz Beckenbauer, el neerlandés Johan Cruyff, el argentino Diego Maradona, el francés Zinedine Zidane, el brasileño Ronaldo, el italiano Paolo Maldini, y más recientemente el argentino Lionel Messi y el portugués Cristiano Ronaldo—, sólo cuatro de ellos no vistieron la camiseta de ninguno de los dos clubes. Tanto en el FIFA World Player como en el Balón de Oro los dos equipos ocupan los primeros lugares en el palmarés histórico, copando ambos el mayor número de podios en ambos premios. Entre los dos equipos, a lo largo de la historia, han pasado un total de dieciséis jugadores laureados con el Balón de Oro, y diez premiados con el FIFA World Player.

Historia de la rivalidad


Primeros años en la Copa de España (1902-28)

La primera vez que madrileños y catalanes se enfrentaron en un partido de fútbol fue el 13 de mayo de 1902, cuando el Real Madrid Club de Fútbol contaba con dos meses oficiales de vida por casi dos años y medio del Fútbol Club Barcelona. El partido, correspondiente a la semifinal del Concurso Madrid —Conocido popularmente como la Copa de la Coronación—,30 dejó clara la notable superioridad de los catalanes, más rodados y con numerosos extranjeros en sus filas, ganando con un resultado de 3-1. Tras la competición se dio el produjo el primer traspaso de un jugador entre ambos clubes. El 23 de mayo Alfonso Albéniz, hijo del célebre compositor gerundense Isaac Albéniz, recaló en el club madrileño como así confirmó una publicación de la época.31
Durante la década de 1910 se enfrentaron un total de quince ocasiones, de las cuales cuatro encuentros fueron en competición de Copa, siendo el resto de carácter amistoso pues hasta el año1928 no nacería la competición de Liga en España. Los citados cuatro enfrentamientos oficiales correspondieron a la misma eliminatoria de la Copa del Rey la temporada 1915-16. Tras repartirse las victorias por 2-1 para los barcelonistas y 4-1 para los madrileños hubieron de jugarse dos encuentros de desempate para dilucidar el vencedor del cruce. El primero de ellos finalizó con un empate seis goles en lo que es hasta la fecha el encuentro entre ambos con más goles junto con el 11-1 ocurrido en la edición de 1943. En el definitivo partido de desempate, los madrileños se impusieron por 4-2 equilibrando el balance oficial de enfrentamientos.
Durante la década de 1920, se volverian a enfrentar otra vez en competición de Copa, en la edición de 1926 en unos encuentros que aún no ofrecían tanta rivalidad como hoy día. Pese a que las fuerzas se encontraban equilibradas, era el Athletic Club el equipo que dominaba el palmarés de la hasta el momento única competición oficial de clubes en España con nueve entorchados, por seis de los barcelonistas y cinco de los madrileños. El conjunto catalán fue el vencedor de los dos partidos y de la consiguiente eliminatoria. Se disputaron también algunos amistosos durante estos años, y finalmente los equipos se vieron las caras por primera vez en competición de Liga el 17 de febrero de 1929.

Comienzos del profesionalismo (1928-40)
Desde que se disputara la primera edición de la Liga española, en la temporada 1928-29, se vio el comienzo de una rivalidad que perdura hasta nuestros días. Aquella primera Liga fue un mano a mano entre ambos cojuntos siendo los madrileños los primeros líderes históricos de una competición que dominaron casi en su totalidad hasta prácticamente el último momento. En su primer mano a mano ganaron los capitalinos por un 1-2 a domicilio en la segunda jornada; no obstante el equipo de la Ciudad Condal acabó la temporada alzando el primer título de Liga tras arrebatarle la primera posición al conjunto madridista en la última jornada merced a la derrota sufrida por éstos frente al Athletic Club. El Real Madrid C. F. tuvo que esperar hasta la temporada 1931-32 para alzar su primer título de Liga, ganando el segundo de forma consecutiva. La edición de Liga 1934-35 dejó dos resultados históricos en la historia del clásico. El primero fue un 5-0 a favor de los catalanes —siendo la primera vez que alguno de los dos le endosaba ese resultado al rival—n 7 circunstancia que los madrileños devolvieron unas jornadas después el la que hasta la fecha era la mayor goleada vista en sus choques: un 8-2.
Durante la década de los años 30 disputaron un total de doce partidos de Liga, un partido de Copa y dos amistosos. Cabe destacar que el partido de Copa dipustado fue la final por el título de campeón teniendo lugar el 21 de junio de 1936, a menos de un mes del inicio de la Guerra Civil Española. El resultado de aquella final fue favorable para los madridistas por 2-1. Debido a la circunstancias políticas del país, se suspendieron los eventos deportivos por lo que hubo de esperar al final de la misma para ver un nuevo enfrentamiento. Los equipos se volvieron a ver las caras en la temporada liguera de 1939-40.

La política hace crecer la rivalidad (1940-50)

Hubo partidos con gran cantidad de goles durante esta década. La temporada 1942-43 fue la que dejó más goles en sus enfrentamientos tanto en Liga como en Copa. En campo visitante los blancos consiguieron sacar en Liga un empate a cinco, y una victoria por 3-0 en la capital, mientras que en la edición de Copa una victoria por 3-1 de los catalanes desataría las primeras rencillas entre ambos conjuntos.
Con el país viviendo una dictadura derechista basada en el nacionalismo denominada franquismo, el club catalán vio como el jefe de estado Francisco Franco suprimía anglicismos y dialectos en todos los ámbitos del territorio para castellanizar y unificar el país, circunstancia que afectó también al panorama deportivo, por lo que el club barcelonista, afín a un propósito de autonomía de la región catalana vio como su denominación y varios aspectos más sufrían un drástico cambio. Entretanto se jugaron las semifinales de Copa de la citada edición de 1943 donde vencieron los catalanes por un claro 3-0 que se antojaba difícil de remontar. En la época la animadversión entre unos y otros en las gradas empezaba a hacerse patente, si bien es cierto que llevaba más ecodesde Barcelona que al revés, circunstancia que constataron los pitos que recibía el equipo madridista en sus visitas a Les Corts. Aquel día ocurrió de igual manera como quedó reflejado en las publicaciones, hecho que en Madrid molestó en gran manera, tuviendo el presidente barcelonista que enviar una misiva al club madrileño modo de disculpa por la pitada:32
“fue totalmente ahogada con la gran ovación que los 38.200 espectadores dedicaron al club, que después del suyo, goza de las preferencias de nuestros socios, [...] teniendo interés en seguir honrados con la amistad de ese gran Club, de la que tantas pruebas tenemos recibidas.”
Enrique Piñeyro Queralt. Mes de junio de 1943. Barcelona.
Sin embargo la prensa madrileña que calificó el suceso como un insulto, propició que hubiese un ambiente hostil a la llegada del equipo catalán para disputar el partido de vuelta.32 Desde su aterrizaje los jugadores visitantes sufrieron una intimidación que se vio posteriormente reflejada en el campo, llegando incluso a testificar de la presencia de las autoridades de la Seguridad Nacional y del Consejo de Deportes en su vestuario alertándoles sobre su imposibilidad de garantizar su seguridad para con el hostil público,32 mientras que desde Barcelona se aseguraba que sufrieron aún más presión e intimidación por dichas autoridades. En cualquier caso, el partido finalizó con un sorprendente 11-1 favorable a los madrileños en la que es hasta la actualidad la mayor goleada conseguida por alguno de los contendientes y que provocó la dimisión del presidente Enrique Piñeyro. La reacción desde Barcelona no se hizo esperar, con una crónica de Juan Antonio Samaranch —periodista deportivo en la época para la Prensa del Movimiento Nacional y que llegó a ser presidente del Comité Olímpico Internacional (COI)— que le supuso la retirada de su carné de periodista y el derecho a ejercer como tal:32
“¡11-1! Con 3-0 a su favor en la ida está eliminado el equipo que más posibilidades tenía para llegar al título de Campeón de España. No se martiricen pensando en las causas de estos hechos los incondicionales del Barcelona. Es un buen consejo. No hay que buscar culpables, por que nos lo hay en el "equipo". Ya hemos dicho que el Barcelona no jugó ni bien ni mal. No existió. No se le vio en toda la tarde: Era lo mejor que podía pasar en aquellas circunstancias. Así han quedado las cosas y hasta aquí podía llegar. Para ellos es la final. Son lo mismo 11 que 50. Pero esto ha sucedido a costa de perder Madrid y el Madrid aquella fama de caballerosidad de que tanto y tantas veces nos hablaban esos cronistas de gran renombre y prestigio, que más bien en lugar de dar ánimos como era su obligación han sido lo que han inducido a crear el estado de ánimo para superar el 3-0 favorable al Barcelona con un resultado y una descortesía mucho mayores”
Juan Antonio Samaranch. Mes de junio de 1943. Barcelona.
Mucho se ha debatido sobre las circunstancias que rodearon a aquel encuentro, donde las confusas palabras de Samaranch no ayudaron a aclarar los hechos.
En los sucesivos años, se vieron diversas goleadas por ambos bandos, resaltando otro 5-0 de los catalanes o un 6-1 de los madrileños cerrando la década con un empate a resultados obteniendo ambos las mismas victorias. Durante estos años el C. F. Barcelona consiguió tres Ligas y una Copa por dos Copas del Real Madrid C. F. sin conseguir ningún campeonato de Liga del que hacía ya diecisiete años desde su último título.

Máxima disputa en el trasfondo del «caso Di Stéfano» (1950-60)

Durante la década de los años cincuenta ambos conjuntos dominaron las dos principales competiciones de España. Mientras que los madrileños destacaron tanto en la Liga como en la Copa de Europa, los catalanes lo hicieron en Liga y Copa del Rey. En los primeros años era el conjunto barcelonista el que de la mano de su figura Ladislao Kubala llevaron la iniciativa hasta que se produjo uno de los hechos que más contribuyeron a la histórica rivalidad: el fichaje de Alfredo Di Stéfano.
El jugador llamó la atención de ambos clubes durante las Bodas de Oro del Real Madrid Club de Fútbol donde fue el jugador argentino fue la figura más destacada del triangular disputado entre madrileños, el Idrottsföreningen Kamraterna Norrköping sueco y el Club Deportivo Los Millonarios colombiano, equipo donde militaba el jugador. Desde ese momento se vivió uno de los casos más controvertidos en la historia de el fútbol por la disputa de conseguir su contratación. Las diferencias siguen aún patentes hoy día sobre los hechos acontecidos en torno a los sucesos, donde hasta tuvieron que intervenir laFederación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) y el Consejo Superior de Deportes de España para intentar solucionar el fichaje. Ambos clubes reclamaban la potestad por el jugador al poseer cada equipo la mitad de su traspaso, adquiridos uno al Club Atlético River Plate —club del jugador antes de recalar en el conjunto colombiano y que aún poseía derechos sobre él— y otro al mencionado C. D. Los Millonarios, poseedor de la otra mitad. ElPacto de Lima que afectaba a los clubes sudamericanos agravó una situación que finalmente llegó a la resolución de que el futbolista jugase intercaladamente en ambos clubes. Ante los hechos, el enfado del club barcelonista le hizo renunciar a sus derechos vendiéndole su parte al club madrileño. Desde su contratación, el club madrileño se convirtió en el mejor club del panorama futbolístico, cambiando el rumbo de la entidad.
Con la llegada del jugador los madrileños consiguieron de forma consecutiva cuatro títulos de Liga, mientras que alzaron cinco Copas de Europa —también de manera consecutiva— y una Copa Intercontinental, resaltando dos dobletes de Liga y Copa de Europa en las temporadas 1956-57 y 1957-58, hazaña que no ha podido repetir desde entonces pese a dominar el palmarés histórico de ambas competiciones. Sin embargo, no sería hasta a partir de la siguiente década cuando se desmarcarían respecto a sus rivales. Hecho especial se produjo a finales de la década cuando los dos equipos se enfrentaron por primera vez en una competición internacional. En la citada quinta edición de la Copa de Europa ambos equipos disputaron un puesto para los cuartos de final, a la que accedieron los madrileños tras vencer los dos partidos de la eliminatoria por 3-1.
Por su parte, los barcelonistas consiguieron durante la década otras cuatro Ligas y cinco Copas, destacando tres dobletes nacionales en dicho período y una gran regularidad en sus participaciones además de dos títulos de la Copa de Ciudades en Feria, una competición que únicamente pudieron disputar las ciudades europeas que albergaran ferias de muestras internacionales y que fue años más tarde reconocida como competición oficial, no sin controversia aún latente ya que no fue organizada ni auspiciada por la Unión Europea de Asociaciones de Fútbol (UEFA),33 entidad reguladora del fútbol europeo y sus competiciones—, en contraposición con otras competiciones que en la misma tesitura de estar organizadas bajo otros estamentos futbolísticos no gozaron del mismo reconocimiento.n 8 La primera de ellas frente a una selección de la ciudad de Londres en una competición que duró tres años, y la segunda frente alBirmingham City Football Club en dos años de competencia.
Entre sus enfrentamientos más destacados resaltaron el correspondiente a la temporada 1950-51, cuando los catalanes vencieron como locales por 7-2, mientras que los madridistas vencieron también como locales por 5-0 en la temporada 1953-54 como mejores resultados para cada uno. Sus rendimientos en campo propio fue casi inexpugnable, destacando la racha de victorias de los madridistas en la competición de Liga, en la que durante dicha década contaron todos sus partidos por victorias.
Una curiosidad de esta época fue el ver como dos de los jugadores más emblemáticos de ambos clubes, Ladislao Kubala y Alfredo Di Stéfano, vistieron las dos camisetas. El primero, jugador del C. F. Barcelona, vistió la camiseta blanca en el partido homenaje concedido por los madridistas a su emblemático ex-jugador Luis Molowny.34 El segundo, jugador del Real Madrid C. F., la vistió en con motivo del homenaje al primero tras la retirada de éste.35

La dominación «vikinga» y la decadencia «culé» (1960-70)

La igualdad vivida en la década anterior dejó a los madridistas como los demonadores del panorama. Sus grandes actuaciones le valieron para ser denominados como «los vikingos» debido a la supremacía desplegada en su juego, llevándoles a dominar el panorama europeo y conquistando en esta década una sexta Copa de Europa.36 La igualdad en las competiciones españolas se decantó también finalmente del lado de los madrileños, llegando a conquistar el título de Liga en ocho ocasiones por dos del campeonato de Copa —por ninguna y cuatro respectivamente de los barcelonistas—. Así, los éxitos logrados durante la segunda mitad de los años cincuenta y la década de los años sesenta consiguieron que los capitalinos lograsen distanciarse respecto al resto de equipos en materia de títulos y palmarés.
Pese al escaso bagaje de los catalanes, se produjo tras las primeras cinco Copas de Europa logradas por los madrileños la primera eliminación de éstos en la competición. Fue en la edición de 1960-61 cuando el C. F. Barcelona se convirtió en el primer equipo en eliminar al Real Madrid C. F., no sin polémica, tras anulársele a éstos últimos en el partido de vuelta tres goles y no concederles el árbitro de la contienda un gol fantasma, circunstancia que permitió finalmente a los azulgranas alcanzar su primera final en la competición en la que cayó derrotado frente al Sport Lisboa e Benfica portugués quien curiosamente vencería en la siguiente edición a los madrileños. Los catalanes iniciaron así una etapa decadente en este decenio, de la que no se recuperó hasta muchos años después.
Pese a las desavenencias entre ambos clubes, la grandeza que adquirió el club madrileño dejó una anécdota reflejada en un acto llevado a cabo por el entonces presidente Santiago Bernabéu y su mano derecha en el club Raimundo Saporta durante las navidades del año anterior. Ladislao Kubala entrenador y emblemático ex-jugador del C. F. Barcelona llevaba casi trece años sin ver a su familia debido a los conflictos políticos de los países del régimen comunista, entre los que se encontraba Hungría —su país natal—, y España —aún bajo la dictadura derechista—. Entre ellos, no estaba permitida la entrada en el país de ninguna persona que formase parte de los países comunistas.
En el acto deportivo en cuestión sucedido en Budapest, tras meditar unos segundos ante la petición de los presentes de que expresase un deseo que pudieran realizar los húngaros para honrarle, Bernabéu respondió:37 38
“Vive en España un hombre que ustedes conocen muy bien. Se llama Ladislao Kubala. Van a hacer casi trece años que desea abrazar a su anciana madre que sigue viviendo en Hungría. Ustedes saben, tanto como yo, que diversos problemas de orden político impiden que estos dos seres se puedan ver. Yo quiero en estos instantes que ustedes me ofrezcan la posibilidad de brindar a Kubala, que no juega para mi club, el abrazo de su madre...”
Santiago Bernabéu. Mes de diciembre de 1961. Budapest.
Pocos días después, su madre viajaba a España merced a un visado especial para pasar las navidades con sus nietos y su hijo, manifestando la filosofía del club en anteponer a las personas antes que las entidades.38
En las contiendas deportivas, los encuentros disputados entre ambos equipos en siguieron teniendo un predominio blanco, dejando en la historia una nueva polémica arbitral correspondiente a la final de Copa disputada en el Nuevo Estadio de Chamartín en 1969. Durante el mismo, «los blancos» reclamaron dos claros penaltis no concedidos por el colegiado Antonio Rigo, hecho que propició el lanzamiento de botellas desde la grada quedando desde entonces recordada como «la final de las botellas».
Por contra, en la edición siguiente, los barcelonistas protestaron un penalti concedido por el colegiado Emilio Carlos Guruceta tras una falta producida un metro fuera del área. Las protestas, acompañadas con el lanzamiento de almohadillas por parte del público, ocasionaron la suspensión del encuentro y la sanción del colegiado. Los errores arbitrales comenzaron a adquirir desde entonces una relevancia dentro de los choques del clásico.
El balance entre ambos equipos se vio alterado durante los años venideros, no volviéndose a equilibrar hasta finales de siglo, tras superar el club catalán diversos problemas económicos y haber superado la sombra de una desaparición para retomar el rumbo de los éxitos que sin embargo no se empañaron del todo en la época con la consecución de un nueva Copa de Ciudades en Feriacompletando un palmarés total de tres entorchados.

La llegada de Cruyff no reduciría la supremacía madridista (1970-80)

Con la nueva década el equipo barcelonista comenzó una etapa mejor que las predecesoras, aunque pese a contratar para sus filas al jugador neerlandésJohan Cruyff —considerado posteriormente como uno de los mejores futbolistas de la historia— no pudo tampoco doblegar a los madrileños que sin embargo no ofrecieron un potencial tan abrumador como años atrás. Las fuerzas entre ambos se vieron equilibradas con la llegada de este futbolista, aunque se vieron los peores registros goleadores hasta la fecha en sus enfrentamientos. Los catalanes consiguieron el título de Liga en la temporada 1973-74 tras catorce años sin conseguir dicho trofeo. Además, al futbolista neerlandés también se debió la goleada endosada a los madrileños en el «Estadio de Chamartín» por 0-5. Al año siguiente, y para evitar otro resultado semejante, quedó para la historia el marcaje de José Antonio Camacho al jugador neerlandés dando con la victoria del equipo madrileño. En esta década «los blaugranas» también consiguieron dos Copas y una Recopa de Europa —una nueva competición que enfrentaba a los respectivos vencedores de los campeonatos domésticos de Copa—.
Por su parte «los blancos» consiguieron seis títulos de Liga y tres Copas en la época en la que surgieron varios significativos cambios generacionales antes de la que resultaría ser una de las más relevantes y significativas generaciones del club: la «Quinta del Buitre». Durante la época el club madrileño destacó por un gran trabajo en sus categorías inferiores, siendo la base de sus proyectos deportivos, viéndose coronado con la disputa de una final de Copa en la edición de 1979-80 en la que los madridistas se enfrentaron a su equipo filial, el Castilla Club de Fútbol.
Cabe destacar el cambio de tendencia en cuanto a rivalidad sufrida durante estos años. El reciente crecimiento futbolístico del Club Atlético de Madridmadrileño propició que durante este período los madridistas viesen en los rojiblancos al rival a batir —ya que no en vano siempre fue el verdadero rival histórico del Real Madrid C. F.— como así expresaron sus jugadores en más de una ocasión, como por ejemplo Pirri —jugador de la época—:39
"Parece que la rivalidad sea con el F. C. Barcelona, pero históricamente nuestro rival era el Atlético de Madrid."
José Martínez Sánchez «Pirri». 7 de noviembre de 2010. Madrid.

Por contra, el F. C. Barcelona vio como sus enfrentamientos con su correspondiente rival histórico, el Real Club Deportivo Español, también se hicieron más aguerridos debido al fichaje de una de las grandes promesas del club españolista: José Cano López Canito, a quien se le auguraba una magnífica proyección.40 Desde ese momento, el club blanquiazul ha visto como la mayor repercusión y poderío del club barcelonista ha ido menguando no sin polémica de la cantera españolista de la que ha ido nutriéndose propiciando un aumento de la rivalidad entre ambos clubes.41 42 Los catalanes invierten la tendencia pese a «La Quinta del Buitre» (1980-90)[editar código]

El dominio de los equipos vascos durante los primeros años de la década motivó que el F. C. Barcelona consiguiese un único título de Liga en la temporada 1984-85 mientras que el Real Madrid C. F., abanderado por una nueva generación de canteranos conocida como «La Quinta del Buitre», logró conquistar cinco títulos de manera consecutiva de la máxima competición de clubes en España —récord aún vigente y sin igualar en la actualidad—.
En cuanto al resto de competiciones, en la Copa del Rey los catalanes consiguieron levantar cuatro títulos, dos más que los madrileños que les permitieron a su vez lograr conquistar una y tresSupercopas de España respectivamente, pudiendo haberse incrementado en dos más en el caso de los madrileños, ya que no disputaron dos ediciones al no encontrar fechas para su celebración con el rival en cuestión. Los éxitos se cerraron con dos Copas de la Liga para los blaugranas y una para los blancos en la que fue una nueva competición a disputar entre los equipos participantes en la Primera División.n 9 Ocho y once títulos fue el balance de ambos conjuntos en su territorio, mientras que de nuevo ambos volverían a conquistar un título europeo no sin sendas decepciones antes: dos derrotas en la máxima competición de clubes en el Viejo Continente, la Copa de Europa.
En la edición de 1980-81 fueron los madrileños los que de la mano del equipo conocido como el «Madrid de los García» —generación anterior a la «Quinta del Buitre»— perderían primero frente al Liverpool Football Club por 1-0 y se quedaron a las puertas de una nueva final en la edición de 1987-88 tras sufrir una dolorosa eliminación en semifinales frente al Philips Sport Vereniging deEindhoven en un partido que sería recordado en España como la «Noche negra de Eindhoven»; mientras, en la edición de 1985-86 fueron los barcelonistas los que cayeron derrotados por 2-0 en la tanda de penaltis tras el 0-0 final a manos del Fotbal Club Steaua București.
En cuanto a los éxitos, tuvieron que "conformarse" con vencer en las secundarias competiciones levantando dos títulos cada uno: dos Recopas de Europa para el F. C. Barcelona —en 1981-82y en 1988-89—, y dos Copas de la UEFA para el Real Madrid C. F. —en la temporada 1984-85 y en la 1985-86 siendo el primer club en revalidar el título—n 10 cerrando así la mejor década en cuanto a títulos para los capitalinos.
Durante esta década se produjo uno de los más sonados traspasos entre ambos clubes. El controvertido jugador alemán Bernd Schuster recaló en el club madrileño tras ocho años en Barcelona en los que dejó numerosas imágenes para la polémica entre ambos clubes, siendo la más recordada el corte de mangas dedicado a la afición blanca tras la consecución del gol definitivo para los barcelonistas en la final de Copa de la temporada 1982-83 dejando sin títulos a los madrileños esa temporada, motivo por el que se le recordó como el de los «cinco subcampeonatos» tras quedarse a las puertas en las cinco competiciones disputadas.43 n 11 Otro nombre a ser destacado junto con el del alemán en el tinte de la polémica entre ambos clubes fue el del delantero mexicano Hugo Sánchez, quien tras vencer en el partido de ida de la Supercopa de España de 1990 en el Camp Nou dedicó un polémico gesto a la grada provocando un gran enfado en la cúpula barcelonista.44
Respecto a los partidos disputados, por vez primera desde los primeros años del fútbol español el F. C. Barcelona consiguió cambiar la tendencia doblegando a los madrileños en el particular enfrentamiento directo. Sin duda la llegada de nuevo al club catalán de Johan Cruyff —esta vez como entrenador— marcó un antes y un después en la historia del club por la cosecha de títulos que conseguiría a lo largo de su etapa al frente del equipo y por la filosofía que acabaron adoptando y que aún perdura en la actualidad.

Los relevos de «El Dream Team» y el equipo de «La séptima» (1990-00

La primera mitad de la década de los años noventa tuvo color azulgrana. El apodado como «Dream Team» —en referencia a la selección estadounidense de baloncesto, de quien tomó el seudónimo— consiguió al fin proclamarse campeón de Europa en temporada 1991-92 tras el gol de Ronald Koeman en la prórroga frente a la Unione Calcio Sampdoria siendo el momento más glorioso del club hasta entonces como así escribieron algunos de los más reconocidos periodistas de la Ciudad Condal:45
“Minuto 111. Wembley. Falta. Stoichkov empuja suavemente la pelota. Bakero la para y la pierna derecha de Koeman rompe el balón, la barrera, la red.” [...] “mata los fantasmas del pasado, coloca al Barça en la historia y abre un futuro esplendoroso”.
Santi Nolla. 21 de mayo de 1992. Barcelona.
Al éxito se sumaron cuatro Ligas consecutivas, tras las cinco logradas por los madrileños, aunque dejaron anécdotas y dudas en la comparativa para el recuerdo al ser logradas tras una sucesión de carambolas.n 12 En el primero de ellos, los blancos realizaron el «pasillo de campeón» en su propio estadio a los barcelonistas;46 en las siguientes dos, el Real Madrid C. F. fue el dominador de sendos campeonatos hasta la disputa del último partido. En ellos, el destino quiso enfrentarle repetidamente al Club Deportivo Tenerife quien tras vencerles en ambos encuentros, dieron con el título para el F. C. Barcelona quedando para la historia como «las Ligas de Tenerife» de doloroso recuerdo para los madridistas;47 mientras que la última se dio de nuevo en la última jornada gracias al empate del Real Club Deportivo de La Coruña frente al Valencia Club de Fútbol tras fallar Miroslav Đukić un penalti.48
Sin embargo, el fútbol del equipo barcelnista dio un salto de calidad de la mano de Cruyff quien llevó a cabo sus planteamientos sobre el fútbol total —un juego basado fundamentalmente en el ataque y la vistosidad desarrollado tanto por la selección húngara conocida como los «Magiares mágicos», como por la selección neerlandesa conocida como la «Naranja mecánica» de la que Cruyff formó parte—.49 Los resultados avalaron esta manera de entender el fútbol, y tuvo tal repercusión que a día de hoy el F. C. Barcelona siguió la estela marcada por esa filosofía. Antes de finalizar la década, consiguieron dos títulos más de Liga, dos Copas, cuatro Supercopas de España, una Recopa de Europa y dos Supercopas de Europa.
Mientras tanto el Real Madrid C. F. consigue una Copa, dos Supercopas de España y dos Ligas que sentaron las bases para la nueva etapa de oro del club madrileño. La llegada al primer equipo del joven canterano Raúl González, insignia y capitán del club durante los años venideros, invertiría los éxitos llevando al equipo a dominar nuevamente Europa. Tras treinta y dos años de espera, finalmente consiguieron levantar dos nuevas Copa de Europa —rebautizada como Liga de Campeones—, siendo bautizada la primera de ellas como «La séptima»,50 de especial repercusión para los madridistas marcando un nuevo punto de inflexión en el club como así manifestó Fernando Hierro, uno de los capitanes y buques insignia del equipo:51
“Era la oportunidad de nuestras vidas y no se nos podía escapar; para el madridismo fue un despertar”.
Fernando Hierro. 19 de mayo de 2010. Madrid.
A ellas se sumó en la nueva década una tercera, mientras que también se conquistó una Copa Intercontinental llevando al club .
Especial repercusión tuvo el jugador en la historia de la rivalidad al convertirse por ejemplo durante su trayectoria en el segundo jugador que más goles endosó al rival en la historia de los enfrentamientos entre ambos equipos situándose tan solo por detrás de Alfredo Di Stéfano, o tras mandar callar a la grada del Camp Nou tras anotar un gol.52
Entre los enfrentamientos directos en esta rivalidad, cabe destacar el 5-0 que endosó el equipo «culé» al Real Madrid C. F. en la temporada 1993-94, que fue devuelta justo un año después por un equipo «merengue» en el que militaban en aquel entonces Luis Enrique y Michael Laudrup, otros dos de los casos más sonados traspasos entre ambos clubes. En el caso del asturiano, terminó recalando en el equipo barcelonista tras un discreto rendimiento en la capital que le valió la no renovación de su contrato,53 y finalizó en uno de los casos de mayor desdeña,54 mientras que en el caso del danés, ídolo en Barcelona dejó el club para recalar junto a los madrileños y vivir en ambos bandos sendas goleadas.
Los buenos años cosechados al principio de la década por los barcelonistas impidieron que los madrileños invirtiesen el balance de enfrentamientos directos. Pese a ello, en lo sucesivo se viviría la máxima igualdad entre ambos conjuntos en la histórica rivalidad que vio como a finales de los años noventa dejó dos nuevas imágenes que acrecentaron su rivalidad. Los jugadores Giovanni Silva y Raúl González protagonizaron dos polémicas celebraciones hacia el público rival tras marcar un gol. El primero dedicó un corte de mangas por el que fue sancionado por el Comité de Competición,55 mientras que el segundo mandó callar a la afición barcelonista.56

Los mejores clubes de ambos siglos (2000-10)

Merced al historial cosechado durante sus casi cien años de existencia en el siglo XX los madridistas fueron galardonados por la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) como elMejor club del siglo —recibiendo un total de ochenta y tres votos de 196 posibles (un 42,35%)—, mientras que el conjunto barcelonista recibió once votos (el 5,61%) situándose en cuarta posición. Además, el club madrileño fue designado también por la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS) como el Mejor club europeo del siglo con 563,50 puntos por 458 de los catalanes, que se situaron terceros.
En la comparativa total antes del nuevo siglo, los madridistas dominaban el particular encuentro directo tanto en sus enfrentamientos directos como en el balance de títulos oficiales que continuó de tal forma merced a la patente la igualdad mostrada por ambos clubes en la nueva década en la que los madrileños conquistaron diez títulosn 13 por trece de los barcelonesesn 14 en una de las etapas más igualadas que se recuerdan a lo largo de la ya histórica rivalidad, que vio en los primeros años como el Real Madrid C. F. continuó la senda de éxitos antes de ceder el testigo al F. C. Barcelona.
La década dejó un enfrentamiento de ambos en la máxima competición europea, la Liga de Campeones, quien no veía un duelo entre ambos desde hacía más de cuarenta años. Los blancos ganaron ambos encuentros correspondientes a las semifinales de la edición de 2001-02 teniendo especial mención la victoria lograda por 0-2 en Barcelona para un 4-1 total.
En cuanto a las competiciones domésticas resaltó notablemente durante la década la poca eficacia mostrada por ambos en la competición más antigua de España —la Copa del Rey—. Ambos clubes parecieron dar preferencia al resto de competiciones permitiendo que otros clubes pudieran luchar por inscribir sus nombres en el palmarés mientras que ambos protagonizaron recuerdos de poca gratificación para sus respectivas aficiones, como eliminaciones tempranas a manos de equipos de categorías menores, ya que no en vano son dos de los más laureados en la histórica competición. Por parte del club catalán los hechos se sumaron al hecho acontecido en la edición de 1999-00 en la que llegó aún más lejos en el interés por ésta tras retirarse de la competición alegando no disponer de los futbolistas necesarios para disputar una eliminatoria como así manifestó en un comunicado y antes del encuentros en cuestión,57 58 aun arriesgándose a una fuerte sanción que nunca llegó a producirse:59
“El Barcelona no puede acceder a que sus jugadores disputen el partido, porque entiende que su convocatoria es nula de pleno derecho; vulnera los derechos deportivos, sociales y económicos del F. C. Barcelona; y finalmente porque no puede sumarse a una decisión federativa que entraña la adulteración, desvalorización y desprestigio de una competición oficial, ni puede asumir la responsabilidad de participar en la farsa en que consistiría la disputa de este partido en las condiciones en que lo ha situado la Federación, porque todo ello entrañaría una falta de respeto de respeto al adversario, a los socios, al público, a los patrocinadores y al Rey. [...] La decisión de no jugar es unánime. Estoy completamente de acuerdo. No implica esto romper con la Federación porque Joan Gaspart es nuestro representante. No había visto nada igual en setenta años.”
Junta directiva del F. C. Barcelona y Nicolau Casaus. Mes de abril de 2000. Barcelona.
La polémica entre ambos vivió uno de sus puntos más álgidos cuando a las puertas del nuevo decenio Luís Figo capitán y emblema del F. C. Barcelona firmó con el Real Madrid C. F. tras un acuerdo entre los clubes,60 61 desatando las iras en los seguidores barcelonistas que llegaron a tildar al jugador de traidor,62 63 sufriendo éste sus iras en el partido de Liga jugado en el Camp Nou en el partido conocido como «la noches del cochinillo».64 65 66 El jugador, insignia del «Madrid de los galácticos» y por el que antes del polémico traspaso los clubes ya se disputaron su contratación,67 fue uno de los artífices de otra de las grandes etapas del club madrileño antes de que los catalanes tomaran el relevo.
Con la llegada de Ronaldinho —otro caso de disputa por su fichaje entre los clubes— el F. C. Barcelona comenzó a escribir los mejores años de su historia, comenzando por relevar a los madrileños en los éxitos tanto en la máxima competición europea, llegándola a conquistar en dos ocasiones tras catorce años desde la primera, como en la máxima competición nacional en la que fueron los dominadores de los últimos años con la excepción de dos temporadas en la que los madrileños protagonizaron dos anécdotas para el recuerdo. En la primera de ellas bautizada como «La Liga del clavo ardiendo»68 o la «Liga Cesarini»,69 debido a la dura lucha por el título con el Sevilla F. C. y el F. C. Barcelona los madrileños hicieron gala de la casta histórica que les caracterizó en los años ochenta, y sin perder la fe empezaron una escalada hacia el primer puesto caracterizada por las numerosas remontadas que llevó a cabo en los últimos instantes de cada partido, en la llamada "Zona Cesarini". El siguiente entorchado fue recordado por el día en el que los catalanes visitaron el Estadio Santiago Bernabéu para el correspondiente encuentro de Liga, en donde tras haberse proclamado campeones matemáticos el máximo rival le recibió con el «pasillo de campeón» y finalizar a dieciocho puntos en la tabla.n 15
En la temporada siguiente los honores recayeron del otro lado y en el mismo escenario. Con los equipos prácticamente igualados en la tabla se produjo una de las mayores goleadas de los barcelonistas en el feudo madridista. Un 2-6 decantó la Liga del lado de los primeros iniciando una etapa de dominio en España a manos del recién estrenado nuevo entrenador Pep Guardiola, mientras que los madrileños vieron acrecentada una crisis institucional en la que no levantaron ningún título en tres años. El entrenador catalán llevó al club a sus mejores registros,70 además de contribuir como uno de los principales artífices a que fuese considerado como el Mejor club del nuevo siglo por la ya citada IFFHS tanto mundial como europeamente —relevando así a los madridistas, tercero en ambas nuevas designaciones—.71
Entre sus hazañas —las cuales le valieron el sobrenombre de «el Pep Team»— destacó uno por encima del resto al ser la primera y única vez que se dio hasta la fecha por un club español: la consecución del triplete (Liga, Copa del Rey y Liga de Campeones),72 siendo el quinto equipo europeo en conseguirlo.n 16
Los éxitos no quedaron ahí llegando a conquistar junto con la Supercopa de España, la Supercopa de Europa y la Copa Mundial de Clubes seis títulos de forma consecutiva siendo el único club en lograr tal hazaña y el segundo en ostentar a la vez todos los títulos posibles en disputa tras el ya citado A. F. C. Ajax neerlandés.n 17

Asimismo, los barcelonistas sumieron en una sombra a los madridistas ya que se inició una racha en los enfrentamientos directos en la que los primeros contarían sus partidos por victorias llegando a endosar otra goleada a su rival por 5-0 pese a que los capitalinos consiguieron acercarse aunque no suficientemente para arrebatarle los títulos. La diferencia entre el F. C. Barcelona y el Real Madrid C. F. con el resto de equipos durante el último año de la década fue muy grande llegando a aventajar al tercer equipo en discordia (el Valencia C. F.) en un mínimo de veinticinco puntos en Liga. Con esa última Liga «los culés» sumaron su vigésimo título de la competición a su palmarés, habiendo conquistado diez entre las últimas dos décadas invirtiendo la tendencia con «los merengues».

Dos jugadores marcan la época más igualada (2010-Act.)

Tras el ostracismo sufrido bajo el F. C. Barcelona en los últimos tres años, donde los catalanes se alzaron con la mayoría de los títulos disputados, el club madridista contrató como entrenador a José Mourinho —uno de los pocos que consiguió frenar al club barcelonista— para formar un sólido proyecto, primero desde hacía años con el objetivo de recuperar el crédito perdido. Con ambos clubes dominando el panorama español, dos jugadores acrecentaron esa diferencia respecto al resto: Cristiano Ronaldo y Lionel Messi.
En su primera contienda los catalanes —con su habitual estilo de los últimos años— endosaron un 5-0 a los madrileños —aún aclimatándose como equipo— siendo la quinta vez en la historia que repetían ese resultado.74 Fue el primero de una sucesión de encuentros nunca producida, hecho que ocasionó que la rivalidad y piques entre ambos fuesen los más fuertes que se recuerdan en los últimos años.
La década continuó con cuatro partidos entre ambos en tan solo dieciocho días que se verían sucedidos en los años siguientes deparando un aumento en su historial de encuentros.75 El balance se repartió firmándose dos empates, y una victoria para cada uno de gran significado. La de los madrileños supuso frenar una racha negativa de seis partidos consecutivos sin vencer a los catalanes, además de ser en la final de la Copa del Rey de la edición de 2010-11 y que supuso que se alzasen con el título tras dieciocho años.76 La de los barcelonistas supuso alcanzar tras el cómputo general de la eliminatoria la decimoséptima final europea de su historia —superando las dieciséis logradas por los madridistas— y equilibrar el balance de ambos en la máxima competición europea alzando además a la postre su cuarto título.77
En el partido entre ambos correspondiente a la Liga 2011-12 —y jugado el 10 de diciembre de 2011— dejó el gol mas rápido en la historia de sus enfrentamientos hasta la fecha. Karim Benzema anotó para los madridistas a veintidós segundos del comienzo del partido,78 superando el anterior registro perteneciente a Chus Alonso con cuarenta segundos desde 1941.78
Durante este período los madrileños 
conquistaron una Liga, una Copa del Rey y una Supercopa de España por dos Ligas, una Copa del Rey, dos Supercopas de España, una Liga de Campeones, una Supercopa de Europa y un Mundial de Clubes de los barceloneses. Pese al mayor número de títulos, éstos vieron como el Real Madrid C. F. consiguió ponerse a su altura, siendo casi el único equipo que consiguió arrebatarles algún título frenando así la autoridad de los catalanes mostrada años antes, viéndose reflejado en el relevo de ambos en el palmarés de las principales competiciones españolas.

Balance de enfrentamientos

En esta tabla se resumen todos los encuentros disputados entre ambos equipos en todas las competiciones oficiales.87
Competición                                   P.J.       G.RMA  P.E.      G.FCB
Liga Española                                 167       70          32         65
Copa del Rey                                  33         11          7           15
Supercopa de España                  12         6            2           4
Copa de la Liga                              6           0            4           2
Copa de Europa                             8           3            3           2
Total                                                  226       90          48         88
Datos actualizados al último partido jugado el: 26 de octubre de 2013.
Nota*: No incluidas las ediciones de 1986-87 y 1987-88 que debió disputar frente a la
 Real Sociedad de Fútbol y el Real Zaragoza al no acordar fechas para su celebración. Ediciones vacantes de campeón.
En esta tabla se resumen todos los encuentros disputados entre ambos equipos de carácter amistoso.88
Competición                                   P.J.       G.RMA  P.E.      G.FCB
Amistosos                                       32         4            10         18
Totales oficiales + Amistosos    258       94          58         106

Rachas y goleadas en el resto de competiciones

·         Nº de veces que el Barcelona ha ganado en la misma eliminatoria el partido de ida y el de vuelta: 2 (Copa del Rey 1925/26 y Copa del Generalísimo 1958-1959).
·         Nº de veces que el Real Madrid ha ganado en la misma eliminatoria el partido de ida y el de vuelta: 2 (Supercopa de España 1990/91 y Copa de Europa 1959/60).
Datos actualizados: 27 de febrero de 2013.

Rachas y cifras en todas las competiciones

·         Nº de encuentros consecutivos, incluyendo Liga y el resto de competiciones, que el Barcelona no ha conseguido ganar: 8 (Desde el 3 de marzo de 2001, partido de Liga, hasta el 6 de diciembre de 2003, partido de Liga).
·         Nº de encuentros consecutivos, incluyendo Liga y el resto de competiciones, que el Real Madrid no ha conseguido ganar: 7 (Desde el 27 de abril de 2011, partido de Liga de Campeones, hasta el 21 de abril de 2012, partido de Liga).
·         Nº de victorias consecutivas del Real Madrid, incluyendo Liga y el resto de competiciones: 7 victorias (1961/1962, 1964/65).
·         Nº de victorias consecutivas del Barcelona, incluyendo Liga y el resto de competiciones: 5 victorias (2008/09, 2010/11).
·         Racha de imbatibilidad de un jugador: Carles Puyol y Víctor Valdés, con 11 partidos sin perder.
·         Peor racha de un jugador del Barcelona sin ganar al Real Madrid: Patrick Kluivert (10 partidos).
·         Peor racha de un jugador del Madrid sin ganar al Barcelona: Gonzalo Higuaín (10 partidos).
·         Jugador del Barcelona con más clásicos jugados: Xavi Hernández (38 partidos).89
·         Jugador del Madrid con más clásicos jugados: Manuel Sanchís (43 partidos).90
Datos actualizados: 27 de febrero de 2013.
MAXIMOS GOLEADORES
Bandera de Argentina Lionel Messi        F. C. Barcelona           18
Bandera de España Raúl                       Real Madrid C. F.        15
Bandera de España César                     F. C. Barcelona           14
Flag of HispanoHungaro Double.png Ferenc Puskás     Real Madrid C. F.        14
Bandera de España Paco Gento          Real Madrid C. F.        14
Bandera de España Santillana             Real Madrid C. F.        12
Bandera de España José Samitier       Ambos clubes              10
Bandera de España Juanito                  Real Madrid C. F.        10
Bandera de México Hugo Sánchez     Real Madrid C. F.       

MAS PARTIDOS DISPUTADOS
Bandera de España Paco Gento             Real Madrid C. F. 42
Bandera de España Xavi Hernández    F. C. Barcelona     38
Bandera de España Iker Casillas          Real Madrid C. F. 34
Bandera de España Carles Puyol          F. C. Barcelona     32
Bandera de España Victor Valdes         F. C. Barcelona     27
Bandera de España Andres Iniesta       F. C. Barcelona     27
Bandera de Argentina Lionel Messi          F. C. Barcelona     26

COMPARATIVA Real Madrid Club de Fútbol      Fútbol Club Barcelona
Nombre en la fundación(Sociedad) Madrid Foot-ball Club      Foot-ball Club Barcelona
Año de fundación del club                                         1900 / 1902n 19                  1899
Nº de socios(Socios simpatizantes)n 20                    Más de 96 00092
Más de 650 000                                                           180 00093                         Desconocido
Nº de peñas                                                                  2 178                                  1 434
Capacidad del estadio                                                85 454 espectadores94   99.354 espectadores95
Nº de temporadas en Primera División                   82 (todas)                            82 (todas)
Nº de veces campeón de Liga                                  32                                        22
Nº de veces subcampeón de Liga                           21                                        23
Nº de veces 3º en Liga                                                7                                          13
Peor puesto en Primera División                              11º (1947/48)                      12º (1941/42)
Mayor nº de goles en una temporada de Liga       121 (2011/12)                     115 (2012/13)
Máximo de puntos alcanzados en una temporada de Liga100 (2011/12)     100 (2012/13)
Nº de veces que ha conseguido el doblete (Liga y Copa)                               496   597
Nº de veces que ha conseguido el doblete (Liga y Champions)                   298   499
Nº de veces que ha conseguido el triplete (Liga, Copa y Champions)         0      1100
CLÁSICO VASCO - ATHLETIC BILBAO X REAL SOCIEDAD
URKIAGA E IRIBAR LOS ABANDERADOS

BILBAO Y SAN SEBASTIÁN UNIDOS POR EL CÁSICO EUZKADI

EL DERBY CATALÁN DE 1941  BARCELONA X ESPAÑOL

UN CLÁSICO CON BIGOTES: REAL MADRID X ATLÉTICO MADRID

CLÁSICO MADRILEÑO 1911

OTRA FOTO DEL CLÁSICO DE MADRID

ATHLETIC BILBAO X REAL SOCIEDAD EN 1920

CLÁSICO ASTURIANO: OVIEDO X SPORTING GIJÓN

BETIS X SEVILLA - CLÁSICO SEVILLANO

PRIMER DERBY GALLEGO AÑOS 40: CELTA X DEPORTIVO LA CORUÑA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada