miércoles, 11 de junio de 2014

MUNDIAL 1934 * PARTE 3

HISTORIA DE LOS MUNDIALES DE FÚTBOL
MUNDIAL 1934 – WORLD CUP 1934 – COPA DO MUNDO 1934 * PARTE 3
Este trabajo es fruto de la recopilación de diversos trabajos, páginas web, libros, revistas, etc (Imposible citar todas las fuentes) .
En muchos casos optamos por mantener el idioma originario del texto: ingles, español o portugues.


Campeón y Sub-Campeón
SEDE DEL MUNDIAL: ITALIA
Campeón: ITALIA
Sub-Campeón: CHECOSLOVAQUIA 

ALGUNOS DATOS DEL MUNDIAL 34
Total de Espectadores de todo el mundial: 408.602 personas.
Cantidad de Países participantes: 16
Total de Goles: 70
Partidos Jugados: 17
Países Participantes: Italia, Checoslovaquia, Alemania, Austria, España, Hungria, Suecia, Suiza, Argentina, Francia, Holanda, Egipto, Rumania, Belgica, Brasil, Estados Unidos. 

EQUIPO IDEAL DE 1934
Sistema de juego: 1-2-3-5.
Portero: Ricardo Zamora (España).
Defensas: Eraldo Monzeglio (Italia) y Jacinto de Quinçoces (España).
Volantes: Franz Wagner (Austria), Luis Monti (Italia) y Fritz Szepan (Alemania).
Delanteros: Enrique Guaita (Italia), Giuseppe Meazza (Italia), Angelo Schiavio (Italia), Oldrich Nejedly (Checoslovaquia) y Raimundo Orsi (Italia).

Equipo Ideal
Arquero: Zamora (España)
Zagueros: Monzeglio (Italia) - Quincoces (España)
Medios: Wagner (Austria)/ Delfour (Francia) - Monti (Italia)/Szucs (Hungría) - Cilaurren (España)/Bender (Alemania)
Volantes: Meazza (Italia) - Nejedly (Checoslovaquia)
Delanteros: Guaita (Italia) - Sindelar (Austria)/ Schiavio (Italia) - Orsi (Italia)/Viertl (Austria)
*(En algunos puestos figura más de un jugador, de acuerdo a las distintas versiones recogidas)
..........................................................................................................................................................................................
El jugador más...
Habilidoso: Sindelar
Peligroso: Orsi
Fuerte shoteador: Lángara
Incansable: Krcil
Veloz: Viertl
Estratega: Meazza
Marcador: Quincoces
Cabeceador: Conen
Caudillo: Monti
Preciso en el pase: Wagner
Figura/s del Torneo
1. Giuseppe Meazza (Italia)
2. Oldrich Nejedly (Checoslovaquia)
3. Mathias Sindelar (Austria)

FUTBOL A SOL Y SOMBRA” EDUARDO GALEANO
“…mientras que Mussolini inauguraba, en Italia, el segundo Campeonato Mundial de Fútbol. Los carteles del campeonato mostraban un hércules que hacía el saludo fascista con una pelota a sus pies. El Mundial del 34 en Roma fue, para il Duce, una gran operación de propaganda. Mussolini asistió a todos los partidos desde el palco de honor, el mentón alzado hacia las tribunas repletas de camisas negras, y los once jugadores del equipo italiano le dedicaron sus victorias con la palma extendida.
Pero el camino hacia el título no resultó fácil. El partido entre Italia y España fue el más triturador de la historia de los mundiales: la batalla duró 210 minutos y terminó al día siguiente, cuando varios jugadores habían quedado fuera de combate por las heridas de guerra o porque ya no daban más. Ganó Italia, sin cuatro de sus jugadores titulares. España terminó con siete titulares menos. Entre los españoles lastimados, estaban los dos mejores: el atacante Lángara y el arquero Zamora, el que hipnotizaba en el área.
En el estadio del partido Nacional Fascista, Italia disputó contra Checoslovaquia la final del campeonato. Ganó en el alargue, 2 a 1. Dos jugadores argentinos, recién nacionalizados italianos, aportaron lo suyo: Orsi metió el primer gol, gambeteando al arquero, y otro argentino, Guaita, sirvió el pase del gol de Schiavio que brindó a Italia su primera Copa mundial.
En el 34, participaron dieciséis países: doce europeos, tres americanos y Egipto, solitario representante del resto del mundo. El campeón, Uruguay, se negó a viajar, porque Italia no había venido al primer Mundial en Montevideo.
Detrás de Italia y Checoslovaquia, Alemania y Austria ganaron el tercer y cuarto puesto. El jugador checoslovaco Nejedly fue el goleador, con cinco tantos, seguido por Conen, de Alemania, y Schiavio, de Italia, con cuatro.”

                                       SORTEO DEL MUNDIAL - ITALIA 1934

FUTBOL Y POLITICA
El primer torneo en Europa vio a los anfitriones con un gran condicionante político. Los locales tenían “la obligación” de ganarlo ya que Benito Mussolini había amenazado sutilmente de muerte a los jugadores en caso de no vencer el campeonato.

CAMISETAS Y ESCUDOS
Continúan las camisetas con manga larga añadiendo, algunas selecciones, el escudo de su federación y se adopta el uso del cuello pico.

ESPAÑOLES DESTACADOS
Los españoles Zamora, Quincoces y Cilaurren entran en el once ideal de este mundial.

PRIMERA FASE DEL MUNDIAL
En la Primera Fase se marcaron 42 goles un promedio de 5,25 goles por partido.

ARGENTINOS ITALIANOS
Monti, Orsi, Guaita y Demaría alcanzaron cierto reconocimiento como jugadores argentinos paro su fama internacional les llegó representando a Italia en este Mundial. Demaría y Monti habían disputado ya el Mundial de Uruguay para Argentina.

MAS JOVEN Y MAS VIEJO  
Iranéta ARG    18y 65d   Florie USA         37

PELOTA DURA
Na Copa do Mundo de 1934, realizada na Itália, o jogador da seleção italiana Luigi Bertolini entrou em campo com faixas de pano enroladas na cabeça. O jogador fez isso para proteger a cabeça, pois as costuras das bolas da época eram grosseiras e costumam ferir a pele dos jogadores no momento do cabeceio. 

EL GOLEADOR DE LENTES
- Ainda na Copa de 1934, outro fato curioso. O jogador da seleção suiça Leopold Kielholz jogou usando óculos. Mesmo assim, foi capaz de marcar três gols.

AUSTRIA ESTAFADA
Según la Wikipedia versión en Aleman el equipo de Austria fue detenido en semifinales por el árbitro sueco Ivan Eklind acusado de favorecer a Italia tras ser invitado de honor el dia anterior del dictador italiano Mussolini  .
                                                         IVAN EKLIND

LAS FIGURAS DEL MUNDIAL
-Giuseppe Meazza: le decían Peppino. Jugó en el Inter (el nombre de su estadio), Milan, Juventus, Varese y Atalanta. En la selección disputó 53 partidos convirtiendo 33 goles, además de ganar los mundiales 34 y 38.
-Mathias Sindelar: el mejor jugador del Wunderteam austríaco. Por su extraordinaria habilidad y elegancia lo llamaban “el Mozart del fútbol”. Falleció trágicamente en 1939, ya con Austria anexada con Alemania, él y su esposa –ambos judíos- se suicidaron inhalando el gas de la cocina. En su club se recibieron 15.000 telegramas de pésame.

ALGUNOS NÚMEROS
Números: 11 días tardó en llegar Brasil a Italia y se quedó eliminado tras el primer partido. 277 periodistas de 29 países se dieron cita en la final del torneo. 32 países se inscribieron para disputar las Eliminatorias. 1725 dólares fue el premio que recibió cada jugador italiano por ganar el campeonato del mundo. 4 argentinos jugaron en el equipo italiano: Luis Monti, Raimundo Orsi, Enrique Guaita y Atilio Demaría. 70 goles en 17 partidos.

BANDERA DE LA FIFA
Curiosidades: Aparece por primera vez en una cancha, una bandera de la FIFA.

GOLEROS CAPITANES
 Por primera y única vez, las selecciones finalistas (Italia y Checoslovaquia) eran capitaneadas por sus respectivos arqueros.

FÚTBOL AMERICANO
Aldo Donelli, además de haber jugado para Estados Unidos y marcar el único gol de su país en el Mundial, era un famoso jugador de NFL.

EL PARTIDO MÁS LARGO DE LA HISTORIA DE LOS MUNDIALES
Se disputó el partido más largo de un Mundial: 210 minutos entre Italia y España, terminó al día siguiente. El partido entre Italia y España “fue un partido espectacular, dramático y jugado con una intensidad muy pocas veces vista” según dijo el propio Jules Rimet. Terminó empatado 2-2 con un paupérrimo arbitraje del belga Baert que permitió pegar mucho –siete lesionados- y cobró un gol del empate español con claro foul al arquero. Al día siguiente en el desempate, el juez anuló un gol español porque sí y le dio más crédito a Monti para que siguiera pegando. España sin Zamora y otras figuras, no pudo ante tanto.

BOICOT CELESTE
Como protesta al boicot del torneo anterior, Uruguay se negó a participar y se convirtió en el único equipo campeón que no ha defendido su título.

ELIMINACIÓN DIRECTA
En esta edición el torneo sufriría un cambio de formato, se sutituyó la fase de grupos por dos fases de eliminación directa. Los partidos se definirían en 90 minutos, si el partido continuaba empatado luego de los 90 minutos, se jugaba una prórroga de 30 minutos y si se mantenía el empate se jugaba un partido de desempate en lugar de ejecutarse penales.

PROPAGANDA FASCISTA
El torneo fue utilizado por Benito Mussolini como propaganda fascista, al igual que lo haría Adolf Hitler con los Juegos Olímpicos de 1936. Debido a esto hubo muchas presiones para que Italia ganara la copa, sobre todo a los árbitros, muchos de los cuales fueron posteriormente suspendidos en sus países de origen.

LA REVANCHA DE MONTI
O jogador Luis Monti, campeão pela Itália, é o mesmo Monti que ficou com o vice-campeonato pela Argentina quatro anos antes. Descendente de italianos, ele foi para a Europa a convite de Mussolini, que queria reforçar a Azzurra com sul-americanos filhos de italianos.

GUARISI: EL PRIMER BRASILEÑO CAMPEÓN DEL MUNDO
Pelo mesmo motivo, o ex-corintiano Filó também defendeu a seleção italiana, usando seu sobrenome Guarisi. Com isso, ele se tornou o primeiro brasileiro a ser campeão mundial de futebol. Além de Monti e Guarisi, a seleção italiana contava com os naturalizados Enrique Guaita, Raimundo Orsi e Attilio Demaría, ambos argentinos. Demaría, como Monti, também defendera a Argentina em 1930, mas em ambas as Copas não chegou a jogar nas finais.

AMATEURS
La Confederación Brasileña (CBD) convoco solamente a jugadores amateurs, más allá que les pago algún dinero, el crack Domingos da Guia pidió 45 contos de reis (9 veces más de lo que cobraron sus compañeros) obviamente no fue convocado.

Y SI GRECIA HUBIERA CLASIFICADO ?
  Apesar de ser sede do Mundial, a Itália teve de disputar as Eliminatórias. Venceu a Grécia por 4 x 0 em Milão.

SELECCIÓN PALESTINA
A Palestina disputou as Eliminatórias. Na época, Israel ainda não havia sido criado e a Palestina era uma nação de árabes e judeus. Porém, apenas os judeus integraram a seleção que foi desclassificada pelo Egito.

ARGENTINA Y BRASIL DEBILES SELECCIONES
Como o Brasil, a Argentina também foi para a Itália com uma seleção fraca. Os grandes clubes do país haviam se profissionalizado e criado uma liga não-reconhecida pela FIFA. Assim, os platinos foram representados por jogadores amadores, vindo de clubes como Dock Sud, Sarmiento, Defensores de Belgrano e Desamparados.

PRIMER ALARGUE DE LA HISTORIA
Como na edição anterior em 1930, todos os vencedores de jogos eliminatórios foram conhecidos nos 90 minutos regulamentares, foi nessa Copa que ocorreu a primeira prorrogação da história. No jogo Áustria e França nas oitavas-de-final, houve empate em 1-1 após os 90 minutos. Na prorrogação a Áustria chegou a fazer 3-1. A França diminuiu, e apertou o time austríaco até o fim da prorrogação sem conseguir o empate. Resultado: 3-2 para a Áustria, que foi para as quartas-de-final.

PRIMER PARTIDO DESEMPATE DE LA HISTORIA MUNDIALISTA
Nesta Copa também ocorreu o primeiro jogo desempate da história das Copas. Itália e Espanha empataram em 1-1 após a prorrogação. Dois dias depois, as duas equipes vieram a campo com desfalques. Principalmente a Espanha, que não pôde contar com o goleiro e capitão Ricardo Zamora, que, de tanto apanhar no primeiro jogo, não teve como jogar o desempate. Resultado: 1-0 para os italianos, que foram às semifinais.

CUANDO EL NAPOLI JUGO UN MUNDIAL
Na disputa do 3º lugar entre Alemanha e Áustria, as seleções não haviam levado jogo de uniformes reserva (ambas equipes eram alvinegras). Os austríacos, então, usaram a camisa do Napoli.

WALDEMAR EL DESCUBRIDOR
Waldemar de Brito, brasileiro que perdeu o pênalti contra a Espanha, foi o responsável por descobrir Pelé no Bauru Atlético Clube e levá-lo ao Santos Futebol Clube em 1956.

ESTADIOS Y SEDES DE LA COPA DEL MUNDO
Ciudad      Estadio                                    Capacidad
Bolonia     Stadio del Littoriale               38.000
Florencia  Stadio Giovanni Berta           40.000
Génova     Stadio Luigi Ferraris              35.000
Milán        Stadio Calcistico San Siro      35.000
Nápoles    Stadio Giorgio Ascarelli         40.000
Trieste      Stadio del Littorio                  52.000
Turín         Stadio Benito Mussolini        40.000

LOS ARBITROS DEL SEGUNDO MUNDIAL
Europa
África
Ásia

ORDEN A CUMPLIR : ITALIA CAMPEÓN DEL MUNDO
El general Giorgio Vaccaro, presidente del Comité Olímpico, el máximo organismo del deporte italiano en 1934, abandonó preocupado el despacho del Palacio Venecia, en el centro de Roma.
Minutos antes había chocado sus talones en una actitud solemne, marcial y levantando su brazo derecho, para aceptar lo que había ordenado il Duce, Benito Mussolini, que era un hombre que sabía manipular como pocos.
-No sé cómo hará, general... pero Italia debe ganar este Campeonato Mundial. 
-Haremos todo lo posible, Duce... 
-Creo que usted no me ha entendido bien, general. He dicho que Italia debe ganar este Campeonato Mundial. Tómelo como una orden... 
Vaccaro, casi pálido, dio media vuelta y salió. Estaba claro. Si il Duce lo decía, se debía cumplir. 
Lo que no pudo decirle al dictador fue que hasta ahí todo había marchado muy bien; que presionando políticamente a Jules Rimet y a la gente de la FIFA y de las federaciones, se había conseguido la sede para Italia, durante el congreso del organismo en Zúrich, Suiza, el 8 de octubre de 1932, pero otra cosa muy distinta sería ganar en la cancha porque adentro definen los jugadores. 
                                           COMITE ORGANIZADOR MUNDIAL 1934

EL WUNDERTEAM UN COMETA FUGAZ
Años 30 por un lado teníamos al fuerte fútbol británico de cierta forma separado del resto del Continente, por otro lado teníamos un incipiente desarrollo del fútbol del Este europeo.
En 1931 Escocia se aventuro cruzar el Canal de la Mancha y enfrentar a Austria de Mathias Sindelar y Hugo Meisl quienes aplicaban el discutido sistema de juego W-M., fue en el frío de Viena y la sorpresa fue mayuscula – Austria 5 x 0 Escocia, nacía el famoso Wunderteam austriaco, a eso siguió un triunfo 4 a 0 sobre Francia en Colombes, ganando la Copa Mitropa frente a fuertes equipos italianos y hungaros .
Finalmente en 1933 los austriacos fueron a Londres a enfrentar a los miticos ingleses, placar final Inglaterra 4 x 3 Austria en un parejo partido jugado en Wembley, así llegaba Austria como favorito al Mundial 34 sin su gran golero Rudi Hiden, sin Gschweidl, Wogthl o Blum pero con un gran equipo (con Seszta, Smistik, Sindelar, Schall, Wagner y Urbanek), el destino y la politica terminarian pesando en la suerte del Wunderteam.
Repasemos el “Wunderteam” sumó el ciclo más admirable que conoció el fútbol austriaco, 36 cotejos internacionales, con 22 victorias, 8 empates y 6 derrotas. Totalizó 108 goles y su valla sufrió 50 caídas (algunos de sus rivales fueron Italia, Checoslovaquia, Hungría, Escocia, Suecia, Inglaterra, Bélgica, Holanda, Italia, Bulgaria, Suiza)
                                  HUGO MEISL ENTRENADOR DEL "WUNDERTEAM"

EL “HOMBRE DE PAPEL”
La gran estrella del “Wunderteam” fue Mathias Sindelar, fisicamente era el antiatleta: 1,8 de estatura y 6 kilos de peso. Con una palidez de músico de la “belle epoque” semejaba un violinista rezagado de la Corte Imperial austro-hungara. Ese aspecto enfermizo se trocaba en formidable vigor tecnico-táctico cuando se posesionaba del balón.

ZAMORA Y DIEZ MÁS
La frase se hizo popular en España. Cada vez que se hablaba de como se formaria el seleccionado, la gente del pueblo sacaba a relucir : “Zamora… y diez más” .
El “Divino” Ricardo Zamora golero español invento la “Zamorana”- una jugada suya que consistía en alejar el balón, en alguna apurada con el brazo y el antebrazo en angulo- la multiplicidad de recursos se constituyó en la tónica particularizante de su accionar en el marco. Integro grandes equipos de club – Deportivo Español, Barcelona, Real Madrid- y en todos ellos impuso su indiscutible clase.
Al confiarsele la porteria hispanica en la II Copa del Mundo, hacía 14 años que habia debutado en semejante responsabilidad: el episodio recuerda la apertura del historial internacional de España, ocurrido en Bruselas ante Dinamarca (Olimpiada de Amberes 1920).

FRANCESES INNOVADORES
Los galos –manejados con destreza por el técnico ingles Mr. Klimpton – aplicaron por primera vez fuera de las Islas Británicas, el sistema de la W/M.

PRIMER GOL AFRICANO EN MUNDIALES
Lo hizo Fawzi de Egipto, insider derecho era el único valor autentico de la delantera y eso solo bastó para que el arquero hungaro Szabo tuviera que ir al fondo del arco un par de veces para recoger el balón sabiamente colocado por el entreala africano.


PREPARANDO LA VICTORIA
Cuarenta días antes de la fecha de apertura del certamen “la squadra azurra” comenzo su preparación.
Una extensa nómina de casi setenta jugadores figuraban en los apuntes preliminares de Vittorio Pozzo, seleccionador único y Director Técnico del combinado itálico.
Para armar la lista Vittorio echo un vistazo a la lista de extranjeros algunos hijos de emigrados italianos, algunos uruguayos : Ulises Uslenghi, Roberto Porta, “Piteta” Fedullo, Carlos Gringa, Vicente Sarna, Ricardo Faccio, Ernesto Mascheroni y algun otro.
El día que dío a publicidad la elección final del plante principal, aparecieron unicamente tres hombres por debajo de los 25 años y dos en ese límite.
Pozzo no fue jugador pero de algún modo deseaba vincularse a la actividad futbolistica, al cumplir 30 años se “introdujo” en un cargo directivo de la Federación Italiana del “Calcio”. La neutralidad de que se jactaba como espectador, no la repetía en materia politica. Era un apasionado admirador de un hombre que surgía en la escena nacional ímpetu protagonico arrastrando tras de sí a nutridas corrientes populares : Benito Mussolini.
De Pozzo la historia habr{ia de decir que en el transcurso de casi diecinueve años se convirtió en el “intocable” de la selección azul : desde el 1° de diciembre de 1929 hasta el 5 de agosto de 1948. La aplastante derrota sufrida por los “azurri” en los Juegos Olimpicos de Londres de 1948 selló su carrera –

EL GOL 100
El gol 100 en la Historia de los Mundiales lo marco el centro delantero italiano Schaivo fue en el match que su equipo venció por 7 a 1 a Estados Unidos.

UN ARBOL LO IMPIDIÓ SER CAMPEÓN
El arquero italiano que, inicialmente le llenaba el ojo (mejor dicho, los dos) a Vittorio Pozzo, era Ceresoli, que cumplía esa difícil misión en el entonces “Ambrosiana” hoy Internazionale.
Giampiero Combi – su colega de la Juventus- se corría la fija de que el titular de la valla sería el. Por eso, cuando Don Vittorio anunció que el N° 1 del arco era Ceresoli, Combi se fue para su casa y a punto estuvo de pasar antes por una iglesia a ofrecer sus servicios. Dijo a todos los que quisieron oirlo que abandonaria la práctica del fútbol, y que cambiaria la tricota tradicional de la Juventud por la sotana.
Pero Ceresoli estaba preparando su exclusivo record: fue el único golero que se lesionó… al caer de un árbol. Se fracturó un brazo y quedo descartado.
Pozzo presumía que no iba a ser fácil convencer a Combi para que se reintegrara a la concentración: pero su poder de convicción triunfo, no sin antes asegurarle a Combi un doble honor: arquero titular de la “squadra azurra” en el Mundial … y capitán-

MUSSOLINI CAYO EN EL “POZZO”
Benito Mussolini apenas sabía que la pelota era redonda. Antes de “su Mundial” confesó que en toda su vida había visto un solo partido: en mayo del 33 cuando Inglaterra jugó por primera vez en Italia, para empatar con los “azurri” en un gol.
Pese a ignorar los minimos detalles reglamentarios tenía sus propias leyes de juego para asegurarse el titulo de Campeón.
Los dialogos con su amigo Vittorio Pozzo siempre terminaban con una orden: Hay que ganar el Campeonato como sea, pero hay que ganarlo.
                                                VITTORIO POZZO DT DE ITALIA

DESAFIO DE CAMPEONES
Tiempo después del Mundial 34, los campeones del Mundo enfrentaron a los inventores del fútbol en Londres lo que podría constituir una verdadera final mundial – fue en Londres, jugaban 9 campeones del mundo italianos, Inglaterra tenía como base al Arsenal (7 jugadores de ese club), como antes del Mundial frente a los candidatos austriacos, triunfo Inglaterra imponiendose 3 a 2 frente a los italianos.
Por esos tiempos se sostenia que las selecciones mas fuertes eran las britanicas, en 1937 en un Hampdem Park repleto con 149.547 espectadores se enfrentaron con publico record escoceses e ingleses, Inglaterra no era campeona del Mundo pero era el “cuco” de las demás selecciones.

ÉL ÉXITO FINANCIERO
La competición permitió repartir 1.440.000 liras entre la Federación Organizadora y los equipos participantes.

PASAJES DIFÍCILES & DESARROLLO DEL TORNEO
El inicio del Mundial, que no contó con la fase de grupos sino series de octavos de final de eliminación directa, fue un tremendo bullicio, con un público fanatizado reunido en Roma para disfrutar la goleada que Italia le propinó al débil Estados Unidos, por 7-1. Era el 27 de mayo de 1934.
Ese mismo día, en Génova, España terminaba con las ilusiones de Brasil por 3-1, en un duelo en cual los puños del arquero ibérico Ricardo Zamora le pararon un penal a Waldemar de Brito (el descubridor del astro Pelé). Y, en Bolonia, Suecia eliminaba por 3-2 al limitado subcampeón mundial Argentina (viajó con un equipo de la liga aficionada). 
En esta ronda, Checoslovaquia ganó en forma apretada 2-1 a Rumanía, lo mismo que Suiza a Holanda por 3-2 (el delantero helvético Leopold Kielholz tenía miopía, usó anteojos y marcó dos goles ese día), mientras que Austria despachó 3-2 a Francia (el primero que se jugó con prórroga) y Alemania hizo lo propio al golear 5-2 a Bélgica con tres tantos de Edmund Conen.
El primer representante de África, Egipto, no despertó mucho interés por su duelo con Hungría entre los espectadores en Nápoles. Pero los magiares deseaban vengar el 0-3 que los egipcios le propinaron en las Olimpiadas de París 1924 y consumaron la venganza 4-2 ante menos de 9.000 personas.
Los cuartos de final fueron absolutamente europeos. Los dos improvisados embajadores de la magia suramericana pegaron el viaje de vuelta, por lo que el continente americano se quedó muy rápido sin sus representantes. 
Por esta fase se observaron partidos espectaculares. En Turín, Checoslovaquia y Suiza protagonizaron uno de los partidos más bellos del certamen. El estadio estaba lleno de suizos, que disfrutaron los dos goles goles que dejaron acostado al fenomenal arquero Planicka. El resultado estuvo cambiante, pero los checoslovacos ganaron 3-2 y seguían en ruta al título.
También se presentó el duelo entre Austria y Hungría (el clásico más antiguo de la Europa continental, nacido en 1902), jugado en Roma, donde se enfrentaron los mejores centros delanteros del mundo: Matthías Sindelar y Gyorgy Sarosi. Hubo goles y futbol de calidad. Austria ganó 2-1. 
En Florencia, en cambio, hubo una "guerra" entre italianos y españoles, que necesitaron dos partidos de cuartos de final, con tiempos extras en el primero, para decidir el pasaporte a las semifinales. Fue una masacre e Italia ganó el segundo por 1-0, luego de lesionar a los dos arqueros españoles: Ricardo El Divino Zamora –considerado por muchos el mejor arquero de todos los tiempos– en el primer partido, y Juan Nogués, en la segunda entrentamiento. 
El triunfo de Italia fue casi un decreto. Los árbitros de esos partidos, el belga Louis Baert y el suizo René Mercet, fueron expulsados por la FIFA. Aquella vez se cuestionó que los arbitrajes ayudaron descaradamente a Italia, por el absurdo sistema de designaciones a cargo de una comisión de árbitros de la FIFA, que tenían una marcada influencia de los italianos. 
Ya en semifinales, Checoslovaquia, donde sobresalían Planicka, Kostalek, Puc y Nejedly, fulminó 3-1 a Alemania. Italia y Austria, por su lado, ofrecieron un hermoso espectáculo en Milán. Raimundo Orsi fue la gran figura de esa tarde y Enrique Guaita el autor del gol azzurro para el 1-0 con que finalizó la contienda. 
Luego de que Alemania superara por 3-2 a Austria por el tercer puesto, la final ya estaba lista: Italia-Checoslovaquia. Dos estilos diferentes. Más hábiles los locales, más fuertes los checos... 

EL TRIUNFO DEL FASCISMO
La política jugó un partido aparte en la final de 1934. El dictador italiano Benito Mussolini, il Duce, presionó al plantel de Vittorio Pozzo, cuando amenazó: “Si no ganan la Copa, ¡ crash!”, dijo mientras se pasaba el dedo índice por el cuello.
El torneo había sido el escaparate para que Mussolini mostrara las “excelencias” del régimen fascista, que instauró en 1922. La propaganda política apareció en todas sus formas para demostrar supuestas superioridades raciales.
Hubo lleno total y, consecuentemente, recaudación récord. En el palco oficial, estaba il Duce a la cabeza, mientras que en la tribuna los 55.000 ardientes aficionados –casi todos miembros del Partido Nacional Fascista– tenían la convicción de que la Squadra Azzurra triunfaría en la final.
Según Jules Rimet, entonces presidente de la FIFA, hubo 277 periodistas en el palco de prensa. Una empresa italiana concertó la transmisión por radio del partido hacia todo el planeta.
El rival era Checoslovaquia que, por más que contara en sus filas con el gran guardameta Frantisek Planicka y el máximo goleador del certamen, Oldrich Nejedly, debía ser derrotado.
Ante este panorama y su complicado oponente, Pozzo nunca cedió a la presión externa, incluso ante el mismísimo Mussolini cuando le exigió que Italia debía salir campeón del mundo como fuera. Vittorio le respondió en aquella época: “Si en la cancha jugamos mejor que Checoslovaquia, lo lograremos, de lo contrario tendremos que conformarnos con el subcampeonato”.
El historial entre italianos y checoslovacos, de apenas 12 años de existencia, registraba hasta entonces un balance parejo, de victorias alternas, luego de 10 partidos desde 1922, que incluye tres triunfos por bando y cuatro empates, con 20 goles checos por 19 de Italia. Así que el resultado del partido era incierto.
La final se jugó en Roma y fue la primera vez  que en un encuentro donde estaba en juego el título universal se extendía a los tiempos extras. 
El duelo resultó dramático. No hubo goles en la primera etapa. Italia resistió con fuerza y temperamento. Los checos tomaron la iniciativa y jugaron mejor al organizar peligrosos ataque, pero la defensa italiana con Monzeglio, Allemandi y el arquero Combi respondió con seguridad. Sin embargo, el juez sueco Ivan Eklind se “tragó” un claro penal de Giovanni Ferrari a Antonín Puc.
Primer tiempo sin goles, pero con dominio checoslovaco. Un trámite parecido al comienzo del segundo y primeras acciones fuertes a cargo de los italianos, pero con réplicas igualmente duras de los checos. Ojo por ojo…Y fue el puntero izquierdo Antonín Puc quien abrió el marcador a los 76 minutos, tras eludir a Monzeglio y batir a Combi. Un silencio sepulcral, “de muerte”, se adueñó del estadio romano.
Al equipo de Pozzo le quedaba muy poco tiempo para igualar la contienda frente a una muralla, el arquero Planicka.
Para ventura italiana, a nueve minutos del pitazo final, una jugada entre dos oriundos argentinos, Enrique Guaita y Raimundo Mumo Orsi, fue culminada por el segundo con un disparo rasante. Era el 1-1, que obligó a la prórroga y evitó que el segundo Mundial de futbol terminara en tragedia.
Apenas a los cinco minutos del tiempo suplementario, Angelo Schiavio le devolvió el alma al entrenador Vittorio Pozzo y puso a sonreír a Mussolini, al marcar el segundo gol, el de la victoria, tras un nuevo pase de Orsi.
Final del partido. Italia es el campeón del mundo. Pozzo y Mussolini respiraron tranquilos. Se canta “¡Italia, Duce!” y en las camisetas negras fascistas se leía claramente “Coppa del Duce”. Y en las fotos oficiales Mussolini le robó protagonismo a Jules Rimet, el máximo jerarca de la FIFA.
Así, el 10 de junio de 1934, la gente se lanzó a las calles cantando el himno La Giovinezza, no solo ellos estaban contentos por el título: también los jugadores y el director técnico, quienes presionados por il Duce, se habían jugado literalmente la cabeza por el triunfo.
“Este éxito premió la seriedad, la entereza moral, el espíritu de abnegación y la firme voluntad de un puñado de hombres que, por defender los colores de Italia, no dudaron en aislarse del mundo durante 40 días, privándose de cualquier comodidad y ajustándose a una férrea disciplina...”, escribió Vittorio Pozzo, con orgullo, un día después en el diario La Stampa.
Se confirmó que, en los dos primeros Campeonatos Mundiales de la historia, la victoria le correspondió a los dueños de casa. En el tercer torneo, el de Francia 1938, como veremos en el siguiente blog, quedaría demostrado que la condición de local no era excluyente.
El campeón fue Italia que se impuso a Checoslovaquia en la final por 2:1. Como protesta al boicot del torneo anterior, Uruguay se negó a participar y se convirtió en el único equipo campeón que no ha defendido su título.

ARBITRAJES ESCANDALOSOS
Los arbitrajes de los dos partidos que necesitó Italia para eliminar a España, en cuartos de final, fueron uno de los mayores escándalos de la historia de los Mundiales. En el primero, disputado en Florencia el 31 de mayo, el belga Louis Baert no sólo fue demasiado contemplativo con Luis Monti sino que convalidó el gol del empate conseguido por Ferrari, tras una carga alevosa de Schiavio sobre el arquero Zamora. En el desempate jugado un día después en el mismo estadio, el árbitro suizo Mercet otra vez fue protagonista. España, perdiendo y diezmada, consiguió un gol que fue anulado por el juez. El partido finalizó 1 a 0. Dos meses más tarde la Federación Suiza de Fútbol proscribió de por vida a Mercet por acciones antideportivas.
Se lo dejaron servido en bandeja..

COBERTURA PERIODISTICA
Para el partido final del torneo se presentaron para cubrir el evento 277 periodistas de 29 países distintos. Todo un hito para la época.

TRANSMISION RADIAL
El segundo mundial de la historia fue el primero en transmitirse en su totalidad por radio
Cierto es que los futbolistas argentinos se conocieron una semana antes de partir y que en todo el viaje disputaron tan solo un partido amistoso frente a la tripulación del transatlántico.

PLANICKA EL REBELDE
Cuenta la leyenda que mientras los futbolistas italianos realizaban el saludo fascista hacia Il Duce antes de comenzar la final, el delantero checo Planicka se burlaba en voz baja: "Ave César, los que van a morir te saludan".

EQUIPO DE INMIGRANTES ITALIANOS NO PERMITIO A SUS JUGADORES IR AL MUNDIAL DE ITALIA
Filiado à Federação Brasileira de Futebol, de caráter profissional, o Palmeiras escondeu seus jogadores em uma fazenda no interior paulista, evitando possíveis convocações para o Mundial pela CBD, que ainda era amadora.

PRIMER GOL AFRICANO EN MUNDIALES
O primeiro jogador africano a fazer um gol em Copas do Mundo foi Abdel Fawzi, aos 37min do primeiro tempo da derrota do Egito para a Hungria por 4 a 2, no dia 27 de maio de 1934. O Egito foi o primeiro país africano a disputar uma Copa.

NUMEROS IGUALES CON EL MUNDIAL DEL 30
Separadas por 4 anos e um oceano de distância, as Copas de 1930 e 1934 tiveram mesmo número de gols: 70. A diferença ficou por conta do número de partidas: 17 na Itália, contra 18 no Mundial que foi realizado no Uruguai.

BRASIL Y SUS FEDERACIONES
O futebol brasileiro vivia a transição entre as eras amadoras e profissionais, fase essa que já previa premiação/salário aos jogadores. Duas grandes entidades regiam o futebol no país: a CBD (Confederação Brasileira de Desportos) e a FPF (Federação Brasileira de Futebol).
No entanto, a FIFA reconhecia apenas a CBD (amadora), apesar de a maioria dos grandes clubes brasileiros estarem filiados à FPF (profissional). O Botafogo ainda vivia no amadorismo e por isso, o dirigente Carlito Rocha foi o indicado para montar a seleção.
Para tentar formar uma equipe forte, a saída encontrada pelo cartola foi contratar jogadores apenas para a Copa do Mundo. Os clubes não viram a estratégia com bons olhos e mais uma vez, o Brasil foi para o Mundial sem a força máxima. Dos 17 convocados, 15 pertenciam ao Botafogo, Vasco ou São Paulo.

MILES DE KILOMETROS UN PARTIDO
Se para os brasileiros foi desagradável viajar tanto tempo para disputar uma só partida, o que dizer, então, dos mexicanos? A equipe pensava ter conquistado sua vaga ao derrotar Cuba na Eliminatória, mas quando chegou à Itália descobriu que os Estados Unidos haviam se inscrito na competição e que os dois países deveriam, então, jogar uma partida decisiva, em Roma, com a vaga em disputa. Os norte-americanos venceram por 4 x 2 e colocaram os mexicanos de volta no barco, para mais 6 mil e tantos quilômetros de viagem de volta.

DIVISION DEL IMPERIO AUSTRO-HUNGARO ESTA VEZ EN EL FÚTBOL
O jogo bonito da Áustria era uma das grandes atrações daquele Mundial, principalmente depois de a equipe derrotar os italianos por 4 x 2, em Florença, quatro meses antes do torneio. Mas, nas quartas-de-final, o que chamou a atenção dos torcedores em Bolonha foi o grau de violência destemperada do duelo entre os austríacos e seus ex-colegas de império (e inimigos de guerra), os húngaros. A vitória por 2 x 1 foi definida na época por um jornal como “uma briga de rua”.

LOS PALMEIRENSES ESCONDIDOS EN BRASIL
Foi uma verdadeira guerra, com argumentos de modernização de um lado e de patriotismo do outro. Conta-se que o presidente do Palestra Itália, Dante Delmanto, escondeu os convocáveis Tunga, Gabardo e Junqueira em sua fazenda, protegidos por capataz de espingarda em punho, para não deixar que Carlito Rocha sequer chegasse perto. Diante desse bafafá, desnecessário dizer que, de novo, o Brasil não foi à Copa com o que tinha de melhor.

LA TRAVESIA BRASILEÑA RUMBO AL MUNDIAL
O certo é que dia 12 de maio os 17 jogadores que Carlito Rocha conseguiu juntar embarcaram no navio Conte Biancamano para quase duas semanas de viagem. Foi só em Dacar, no Senegal, uma semana depois de ter deixado o Brasil, que o grupo foi treinar com bola pela primeira vez. Tanta aventura só para aqueles 90 minutos desencontrados diante dos espanhóis. O jeito, para não perder totalmente a viagem, foi levar o time para excursionar Europa afora: depois de mais oito amistosos por Iugoslávia, Espanha e Portugal, a Seleção Brasileira, ou o que quer que fosse aquele apanhado de gente que não sabia exatamente por que estava lá, retornava de uma odisseia que pareceu tudo, menos campanha de Copa do Mundo.
Brasil se pegó un viaje maratoniano para poder llegar a tiempo a la cita mundialista de Italia. Después de cruzar durante más de 12 días el Océano Atlántico y el mar Mediterráneo para llegar a Génova (debutaba en aquella ciudad)... España les endosó un 3-1 y los brasileños pusieron de nuevo rumbo a su tierra. Un largo viaje para jugar en el Mundial sólo 90 minutos.
 
FRASES CELEBRES DEL SEGUNDO MUNDIAL
1 “Es una orden del Duce señores y ninguna es buena razón para no cumplirla”.
General Giorgio Vacaro-Presidente de la Federación Italiana de Fútbol
2.-“Fue una especie de apoteosis del fútbol, con nuestros jugadores conmovidos hasta el punto de saltarles las lágrimas, con la muchedumbre henchida de alegría, con el ‘Duce’ expresando en el rostro y a plena voz su satisfacción”.Vittorio Pozzo- Entrenador de Italia
3.-“No me ha comprendido bien, general, Italia debe ganar este Mundial”.Benito Mussolini- Presidente de Italia
4.-“No me importa cómo, pero hoy deben ganar o destruir al adversario. Si perdemos, todos la pasaremos muy mal”.Vittorio Pozzo- Entrenador de Italia
5- “Nos comentaron que por decisión del Duce, en caso de ganar podríamos pedir lo que quisiéramos: dinero,mujers, autos o el placer que se nos antojara. Éramos seres privilegiados después todo cambiaría”.Luis Monti- Jugador italiano
6.- “Señores, si los checos son correctos, nosotros somos correctos. Eso ante todo. Pero si nos quieren ganar de prepotentes, el italiano debe de dar un cazote y el adversario caer, buena suerte para mañana, ganen, si no, crash”.Benito Mussolini- Presidente de Italia
7.- “Creo que fuimos campeones porque Vittorio Pozzo era un adelantado a su época y sin presiones nos indicó lo justo. En ese tiempo, él ya conocía los defectos de todos nuestros rivales, supo inculcarlos y lograr que nosotros le hiciéramos caso”.Raimundo Orsi-Jugador Italiano
8.-“Usted, Pozzo, es el que manda en el equipo y será el gran responsable del éxito, pero que Dios lo ayude si llega a fracasar”.Benito Mussolini- Presidente de Italia
Anecdotario

EXPULSADO SIN TARJETA
El primer expulsado en la historia de los Mundiales fue el húngaro Imre Markus, en el juego Austria contra Hungría, aunque las tarjetas no existían.

EL LINEA EGIPCIO
Todos los árbitros centrales fueron europeos y un solo juez de línea era egipcio Youssof Mohamed, qué actuó en los Cuartos de Final.

ESTADIOS FASCISTAS
El Estadio de Roma cambió de nombre por Estadio Nacional del Partido Fascista y el de Turín se conoció como Estadio Mussolini.

CUESTION DE FECHAS
Fechas para recordar:
8 de octubre de 1932: Designación de la sede.
28 de febrero de 1933: Fecha límite de inscripción a la eliminatoria.
22 de junio de 1933: Sorteo de la eliminatoria.
3 de junio de 1934: Sorteo de la fase final.
27 de junio de 1934: Partido inaugural.
Brasil viajó durante 12 días... para ser eliminado en el primer partido

NUEVA INDUMENTARIA PARA ARBITROS
Una de las novedades de este Mundial afectaba a la vestimenta de los colegiados. Se eliminaron los pantalones y camisetas largas de los árbitros, que también dejaron de llevar corbata durante la celebración del encuentro.

LA GRAN FINAL
El 10 de junio bajo un sol impiadoso se jugó la gran final en el estadio del Partido Nacional Fascista de Roma que no estaba lleno. El primer tiempo entre italianos y checoslovacos terminó 0-0. A los quince de la segunda mitad, Puc puso el 1-0 para los visitantes y tres minutos el travesaño salvó a la Azurra. Tiempo después, Raimundo Orsi marcó un gol clave, del empate para que vuelva la paz al Duce y a sus compatriotas.
Tuvieron que ir a prórroga con un final, a priori, poco feliz porque el rival de Italia había jugado la mitad de minutos porque había accedido sin tiempos extras ni desempates. De todas maneras, Schiavio tras una buena jugada con Guaita dio vuelta el marcador. Tras el logro, Mussolini premió. El campeón fue Italia que se impuso a Checoslovaquia en la final por 2:1.

RELATO DE LA FINAL –
POR RAIMUNDO ORSI
TITULO O VIDA
"¡Salvamos la vida!" Por Raimundo Orsi Fragmentos de la entrevista  para El Gráfico y el Mundial número 2, junio de 1977
"Fue en Amsterdam donde conocí a Victorio Pozzo. Precisamente en mi última participación para una selección argentina y antes de ser transferido a la Juventus.
Estaba con Renato Cesarini cuando me enteré de la designación. El 'Compadre' me abrazaba, me decía que iba a ser campeón mundial. ¡Que gran tipo el 'Compadre'! Me acompañó al otro día a la priemra reunión en la Federación Italiana. Pozzo fue claro: 'Quiero salir campeón mundial con Italia. Por eso les pido el máximo sacrificio. Que se cuiden en la vida privada...Que no anden por ahí con las 'ragazzas'...Vamos a trabajar con tranquilidad...Vamos a empezar los entrenamientos la próxima semana. Nos juntaremos dos o tres veces por semana para ir conociéndonos. Ya saben que la base será la del Juventus. Les pido confianza en mí, que todo saldrá bien...'
Salí de la Federación pensando en cuidarme, pero Renato me esperaba en la esquina, junto a dos amigas, y ahí, sin darme tiempo a decir no, me subió a su Maseratti Sport y nos fuimos para Suiza. ¡A esquiar! Justo lo que nos tenían prohibido. Pero el 'Tano' era así, no podía decirle que no.
Entrenamos dos o tres veces por semana durante febrero y marzo. El campeonato comenzaba en mayo. Todo abril y hasta el 27 de mayo, que debutamos en Roma contra los Estados Unidos, estuvimos concentrados. Trabajábamos mañana y tarde en una finca cercana a Roma.  A la mañana gimnasia y a la tarde fútbol. En esos tiempos era fundamental jugar con la pelota. Nunca hubo problemas de integración en ese equipo. Jamás.  A pesar de que los del grupo argentino que integrábamos con Monti, Guaita y De María éramos los más habilidosos y tratábamos de enseñarle algo nuevo a nuestros compañeros. Ellos eran grandes jugadores, pero había secretos que no conocían.
El otro  partido era con España, el 'cuco' del torneo. En el primer partido había dejado afuera a Brasil. En Fiorenza fue el encuentro. La noche anterior Pozzo había recibido una scitación de Mussolini, para reiterarle que pasaba si perdíamos...Fue un partido que no quiero ni recordarlo. Empatamos 1 a 1, pero para qué te cuento. Los nervios, la gente...Parecía que todo se nos venía encima...Al otro día jugamos el desempate. ¡Menos mal que ganamos! Mejor dicho, ganó Monti. Les pegó a todos, creo que hasta al director técnico de España. No sabés lo que fue. ¿La verdad? Ganamos de prepo. Gol de Meazza. Fui y lo abracé con furor. Es que además de ganar el partido, me estaba salvando la vida...Mussolini cumplía.
Y llegó Austria. Ganamos 3 a 2. Ahí vi el mejor 9 de todo el campeonato: Sindelar. Un nueve grandote, rubio. Iba arriba como un tanque. Fue en Milán. Volvimos a Roma a esperar la final. Fue el 10 de junio frente a Checoslovaquia. La noche anterior cenábamos y hacíamos chistes. De pronto unos 'carabinieris' nos dijeron que venía 'El Duce'. Entró por la puerta rodeado de guardaespaldas. Chau, me dije, otra vez la amenaza. Y fue así nomás. Empezó: 'Señores, si los checos son correctos, nosotros seremos correctos. Eso ante todo. Pero si nos quieren ganar de prepotentes, el italiano debe dar un cazote y el adversario caer..Buena suerte para mañana, y no olvidarse de mi promesa: ¡crach!...'
 Salimos a la cancha y todo el estadio se nos venía encima. Mussolini sonreía desde su asiento (...). Se fue el primer tiempo cero a cero y gran parte del segundo. A los 70 minutos Puc recibió en el medio de la cancha y picó por la izquierda. Eludió a Ferraris y se fue por adentro, cuando salió Monzeglio lo dejó clavado. Pisó el área y tiró a la izquierda de Combi. 1 a 0. ¡Nos queríamos morir! Sin embargo, diez minutos después, y cuando faltaban 10 para el final, Guaita cruzó la línea central. Vió que Schavio picó y la envió larga. Schavio saltó en la puerta del área con los dos zagueros. Chocaron los tres y cayeron. Yo venía acompañando la jugada. Planicka dudó entre salir o quedarse. Me dio el tiempo justo. La acomodé e ingresé al área, cuando Planicka dio un paso al frente se la toqué de derecha a su izquierda. La vi entrar y sentí que me moría. Se me cayó todo Italia encima. Monti hasta me daba patadas. Yo le gritaba: 'Guarda, Luis, que soy compañero. Guarda, no pegués.' 'Es que nos has salvado la vida', me gritaba.
El estadio estaba en silencio. Creo que teníamos más resto físico. A los 7 minutos llegó el gol del triunfo. Como el anterior: Guaita el centro. Bien adentro del área, y Schiavio a buscarla. Los dos zagueros se le fueron al humo. También Planicka. Schiavio se elevó. Yo acompañaba esperando otra vez el rebote. Pero esta vez Schiavio logró tocar y la pelota se fue adentro con Planicka, Schiavio y los dos zagueros. Fue el delirio. No lo quiero ni pensar. Después Mussolini me acarició la cabeza. Supe que estaba vivo. Cobré, al cambio, 20.000 argentinos, de los muy viejos...'


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada